31 July, 2007

MIRA QUE ESCOGER MI BOLSO...

El sábado salí. No me apetecía mucho ni me iba demasiado bien gastarme el poco dinero que me quedaba pero hacía días que no veía una pareja de amigos. Lo bueno del verano es que vestirte es fácil y rápido y no hace falta maquillaje, eso facilita bastante la decisión. Cenamos unas tapas en un Gallego y nos bebimos unas botellas de turbio. El grupo, abogados, procuradores, una inspectora de hacienda y yo que no se sabe muy bien que soy. No tarde mucho en hacer una bromita tonta: “jo, es una buena noche para tener un problema”. Bocazas. La conversación de alto contenido político. Un lado de la mesa era de derechas. Otro lado, el mio, de izquierdas. Uno de los de derechas, me pareció un fascista trasnochado y retógrado que centró sus bromas (¡durante más de una hora!) en tachar de masón a uno de sus amigos. Las otras mesas, ocupadas sobretodo por looks Amelie Poulan se giraban y alargaban el cuello para ver quién era áquel personaje, ya que costaba creer que alguien así cenara en una terracita del barrio más cool y progrepija y con un sistema anti-sistema de Barcelona. A mi lado, un abogado sudamericano, tambien en tono de broma, se manifestaba amigo de la masoneria y a lo largo de la noche se mostró ambiguo acerca de su pertenencia o no a la logia. En fin, que tendré que buscar en el google “masoneria” y leerme la explicación de la vikipedia ya que no recuerdo muy bien lo que era e igual tengo que apuntarme, ¿por que supongo que aceptaran mujeres verdad?.

Después fuímos a tomar unas copas, no muchas, que era un grupo formal. Entramos en el bar de un conocido. El sábado tocaba salsa, no es mi música favorita y mucho menos cuando corres el riesgo de que alguien te saque a bailar a 40ºC, así que a la que pude trepé a un taMburete (taMburete es correcto y viene de taMbor). Y de ahí no me moví, o casi, y a la que lo hice, por tan solo unos segundos para decirle algo a alguien, me robaron el bolso. Vet aquí el problema. Al momento se sospechó de un africano que había saludado a uno de los abogados que le había asistido de oficio, le había pedido su tarjeta y se había ido corriendo. Eso me dió rabia. No lo habiamos visto, no teníamos derecho a, de entrada desconfiar de él aunque las estadísticas hablan. Movilización. Uno de los abogados conocía un bloque en el que viven unos 400 subsaharianos. A mi no me parecía buena idea buscar a alguien de madrugada y reclamarle un bolso robado delante de 399 colegas pero aún así tratamos de encontrar el edificio (ruinoso) en cuestión. Afortunadamente no hubo suerte y no tuvimos más remedio que ir a la comisaria del Antes Chino-ahora Raval.

De camino, cancelé tarjetas, boloqueé el móvil etc. Pobre chaval, no tuvo buen ojo, yo llevaba unos 10 euros, un móvil barato y tres tarjetas que no servían para nada ya que, a 29 de julio, una estaba en números rojos y las otras dos pasadas de límite. Le denegaron hasta un abono de metro. Que mala suerte el chaval que si lo enganchan va a pillar igual y se habrá llevado unas llamaditas hasta que corté la linea y unos tickets-restaurant. Ni siquiera un paquete de tabaco.

Cuando llegamos a la comisaria eran las 2, temprano, estaba tranquila pero poco a poco se iba animando. Atracos con fuerza. Peleas. Malos Tratos. Trapicheos…Vamos que lo de mi bolso era una chorrada. Pero aún así, es una putada, en mi bolso iba el monedero de una amiga, y ella si llevaba más cositas. Para mi, el principal problema eran las llaves, ya que no estaba muy claro que alguien tuviera una copia y estuviera localizable un sábado por la noche y se pudiera despertar el domingo temprano. Y es que, aparte de que vivo ahí y tarde o temprano tendría que volver, en mi casa me esperaba la Kenia, mi perra, y tal como se presentaba el tema podía ser que cuando por fin llegara a casa me la encontrará destrozada o que los vecinos me denunciaran por los ladridos. Y según como, eso después de tener que llamar a un cerrajero de urgencia (600€) o encontrar a un “silencioso” de esos que abren cualquier puerta sin hacer ruido ni grandes destrozos, pero claro, eos no salen en las páginas amarillas.

A las 5 de la mañana desperté a mi hermano (putadón) y al ver que su copia de mis llaves no era la buena, me dormí en su sofá. Por la llamana localicé a una amiga. Recordaba que por casualidad ella tenía unas llaves. Las encontró. Me las tiró por el balcón. Cuidado no se vayan a colar en la rejilla. Se colaron en la rejilla. Le dió un ataque de risa. Me tiro unas pinzas de cocina. Ahora se romperán. Se rompieron. Se moría de risa. Yo tenía ganas de llorar. Con una de las patas pude coger las llaves. Eran las 12 de la mañana.

Antes de abrir la puerta me recibió un olor extraño. Vaya. La Kenia no se ha aguantado. Espero que el drama no sea espectacular. Abrí la puerta. El suelo del recibidor estaba encharcado. La perra no vino a saludarme. Que extraño. Ufff. Esto huele un poco raro. Esto no es pipi de perro. Busque el origen del charco. Un botellero. Una botella de vino abierta. Un blanc pescador color pipi de perro. Busqué a la Kenía, estaba profundamente dormida. La llamé. Abrió un ojo y movió un poco la cola. Siguió durmiendo. Volví al botellero. La única botella abierta estaba en su sitio solo que sin el corcho. Encontré el corcho, intactó. ¿Será posile que esta perra se haya abierto una botella de vino? Y yo preocupada y ella en plena borrachera.

En fin, que si no me quedaba mucha vida personal y poco futuro laboral. Ahora tambien me he quedado sin datos objetivos. Me han quitado mi nombre, nº de dni, fecha de nacimiento, numero de teléfono, permiso de conducir…

Mañana: algo corto

30 July, 2007

MUJER AL VOLANTE...

El sábado me quitaron el bolso: monedero, llaves, móvil… Si tienes un blog y te pasan según que cosas, tienes que postearlas, así que esta semana me dedicaré a esas cosas, a ver si me pongo al día y me lio con el Love Post Project de una vez y me olvido de trenes, de jueves y demás mandangas y mi vida cotidiana deja de darme vidilla para el blog. Jopelines que yo quería llamar a mi blog Jardín de Blancos Jazmines y esto es tan romántico como un cactus envasado al vacio!

No hice un post de un pequeño accidente que tuve hace un par de meses con mi coche nuevo (3000 km!!!!), bueno yo no lo tuve, yo estaba parada y la tonta de atrás no frenó a tiempo y la de detrás suyo tampoco. LadyStress tuvo el placer de tener la primicia de los hechos y creo que estará de acuerdo en que hubiera valido la pena escribir en caliente.

Domingo por la mañana, tengo entradas para las motos, gentileza del curro, pero he pasado tres dias con esa gentuza en Italia y me da mucho palo, el calor, la caravana y ellos. Prefiero irme a la playa. Regalo las entradas y me pongo el bikini y los manguitos. Estado de la carretera: tirando–parando-en cualquier momento se lía la caravana. Paro al acercarme a una rotonda, tengo distancia con el de adelante, que todos los findes es lo mismo, esa caravana tonta que tira y no tira y esos golpecitos en cadena. Miro por el retrovisor, me va a dar. Frena burra. Levanto el pie del freno, que no me de con el coche frenado que es peor y tratro de esconder la cabeza entre los hombros. Frena!!!! Frena demasiado tarde, me pega y la de atrás la pega a ella, me llevo dos golpes. Coche nuevo. 3000 km a pagar en 10 años (y por que no podía ser en más, tremenda inversión). Por suerte yo no lo doy al de adelante (distancia de seguridad la llaman).

Respiro. Tiemblo toda yo pero estoy bien. Abro la guantera. Cojo los papeles del seguro y el parte amistoso. Me bajo. La del tercer coche se baja y corre al segundo gritando histérica “hija de puta que haces?” Se cae al suelo. Dejo los papeles en el coche y corro a ver que le pasa. Su amiga llora desconsolada pero no veo que les haya pasado nada. Abro la puerta del segundo coche. “Estas bien?” “Si” Baja del coche se pone a llorar y se deja caer de rodillas, la aguanto como puedo y la ayudo a sentarse apoyada en el guardarrail. Vamos tranquila no ha sido nada. Llora y jadea como que le falta aire. Asumo que me toca el papel de “tranquilas chicas, sois imbéciles pero no ha pasado nada”.

Quito la llave del segundo y el tercer coche. El tercero pierde gasolina. Arranco el mio y lo aparto todo lo que puedo para entorpecer el tráfico lo más mínimo. No encuentro el mechero.

En el otro carril se lía una caravana y un choteo de narices. Abro el maletero del tercer coche, saco un triángulo y echo a andar para ponerlo en su sitio cuando aparece un árbrito. Si, un árbitro. Un señor bajito y muy flaco con su camiseta de rayas blancas y negras, pantalón corto negro, sus minchetas, sus botas de tacos y su silbato colgando. Tranquila ya voy yo. Tu estate por ellas. Noto que mis cejas toman vida propia y escalan por mi frente. Esto tiene que ser una cámara oculta. El señor arbitro coloca el triángulo a la distancia reglamentaria como si hubiera pitado una falta y se pone a dirigir el tráfico con un “Circulen ya coño” que muestra años de experiencia en los campos de la tercera regional del Baix Llobregat.

Las cuatro íbamos a la playa, treintaypico, atuendo ligerito cada una a su estilo, ideal para un chiringuito pero no para pasear o desmayarse en un arcén. De un coche han preguntado su alguna quería un boca a boca.

Me pasan un telefono “no se quien es” balbucea. “oiga, ha habido un accidente?” “mmm si”. (Me da un poco de vergüenza llamarlo accidente. Eso debe ser un incidente, un percance o un contratiempo, digo yo). “Han pedido 3 ambulancias” “en todo caso 2, yo estoy bien y creo que las otras dos solo estan nerviosas”. “Digame donde estan” “en la carretera que va a la playa delante del campo de futbol”…”y yo que se como se llama la carreterra…no no veo el km, viene la poli, ya se lo dicen ellos".

Esas tipas necesitaban un par de bofetadas. Aparecen 2 coches de la Policia Local. 2 Coches de Mossos. 2 camiones de bomberos y tres ambulancias. Dios mio que despliegue. Dios mio, que vergüenza. Espero que no haya nadie que necesite de verdad una ambulancia y tenga que esperar por estas exageradas.

Ni los polis ni los bomberos entienden nada. Ha habido un golpecito de nada y el drama que se encuentran es de película. “je, si, parece que las chicas se han puesto un poco nerviosas”. Me miran dándome la razón. Un bombero me pregunta riéndose “Tu estas bien, no” “si” y pienso que el si que no está nada mal y que cumple el tópico del bombero atractivo. Rubio, pelo rizado, ojos verdes y sonrisa de golfillo. Ideal para el mes de agosto del calendario.

El árbrito cede su puesto a un local y se marcha corriendo por donde (¿por dónde?) había venido (aparecido). Los bomberos me dan fuego (por fin ese cigarrillo) y se van. A las figaflors se las llevan en las ambulancias con oxígeno! Los mossos preaparan un atestado. Yo me voy a la playa preguntandome si no hubiera tenido que hacer un poco de drama yo tambien, o si es que soy poco femenina por no desmayarme o llorar a las primeras de cambio. O poco feminista. O si soy un poco mala por no tener penita de las dos “heridas”. O si le tenía que haber tirado la caña al bombero.

Mañana: Mira que escoger mi bolso!

26 July, 2007

HOY EN EL TREN

Hoy he plegado muy tarde del trabajo. Estaba ese gran cliente que toda empresa quiere tener. Y no ha ido muy bien. Bueno si, se confirma que ese impresentable que es mi jefe es un inútil, no se entera de nada y no tiene ninguna credibilidad en el mundo real.

He cogido un tren bastante más tarde que de costumbre. No estaban las caras habituales. En la estación hacia un calor horroroso y el poco oxígeno que había parecía que podía masticarse de lo cargado que estaba el ambiente. Me he sentado delante de una señora mayor, a simple vista se evía que era del Este. Y mayor muy mayor. Antes de sentarme solo había visto de refilón al sentarme en el gran colorido de sus ropas y en dos grandes fardos de tela a cuadros que había en el suelo junto a ella. Iba sentada muy rígida, sin apoyarse en el respaldo y con la cabeza gacha.

Ha habido un momento en que ha levantado la cara y me ha mirado. Solo unos segundos. Era terriblemente fea. Pero de esa fealdad que solo se ve en las pelis de miedo gracias al maquillaje y a la exageración. Unos ojos saltones y amarillentos bajo una cejas totalmente horizontales y muy gruesas. La mirada era fría y penetrante como si leyera a través de ti. Unos labios blanquinosos, finos y apretados por entre los que sobresalía un incisivo parduzco. Y como no, una verruga inmensa de la que manaba un chorro de pelo negro. Ese vagón iba prácticamente vacio y completamente en silencio.

Esa mirada me ha producido tal desazón he que bajado la mirada al suelo y no la he podido volver ha levantar. Pero así mirando al suelo he visto sus uñas. Eran practicamente igual de largas que mis pulgares y puntiagudas… Ahí ya no me he molestado en disimular: me ha dado tanto miedo que me he levantado y me he cambiado de vagón, vamos que he cruzado todo el tren mirando hacía atrás no fuera que me siguiera.

Me da un poco de vergüenza pensar que me he cambiado de sitio por lo fea que era esa señora, yo que me quejo tanto de la frivolidad que reina en mi trabajo, pero de repente, al llegar a casa me he dado cuenta de que yo ya había visto a esa señora... hace años, en otro tren, un trenecito de colores, yo era bastante más joven que ahora, pero ella no. ¡Para olvidarla!¡Si se lió a escobazos con todos los niños!

25 July, 2007

A mí del desierto me atraía el silencio.
Y me costaba creer que esa voz chillona que desde tras una duna cercana decía "mamá, que te llamo desde el desierto, que si, que hay cobertura de Movistar" fuera real.

24 July, 2007

“Se que nuestras vidas están hechas de pequeñas indiferencias. De retazos de pequeñeces con las cuales nos contamos un cuento.

Que lo años corren sin sentido desbocados en la penumbra de los tiempos y a eso lo llamamos nuestra vida.

Hasta que se cuela una rendija de luz y, no sabes como, el Sol está dentro de tu casa”

Antonio Skármeta. La chica del Trombón

23 July, 2007

SECUESTRO, CUENTA ATRÁS Y APAGÓN.

Para leer este post hace falta un ratón y un poco de imaginación.

Hoy se ha ido la luz en Barcelona. Siempre había creído que un acontecimiento así me sorprendería en un ascensor blindado con una embarazada que rompería aguas, yo la asistiría en el parte y agradecida le pondría al bebé Esadelblog. O con un chico guapo, inteligente y rico, a mi me daría un ataque de ansiedad y me desmayaría, el me haría el boca a boca y continuaría con un beso y empezaría una historia de amor a lo Julia Roberts, mi idolo y modelo. O con una viejita extranjera que durante las horas del encierro me contaría que perdió una hija que ahora tendría mi edad y se parecería a mi y acabaría nombrandome su heredera

Pero me ha pillado en un edificio en que el ascensor tiene más de 100 años y es de madera labrada y pareces de cristal, intimidadd cero, con parada en una planta que pone Bilbao (?) con letras de latón. Ni siquiera he tenido que dejar de trabajar por que mi ordenador tenía suficiente batería y aunque el teléfono no funcionaba, me podían llamar a mi movil (gran error ese de dar el numero privado en el trabajo). Así que mientras la ciudad se sumía en el caos sin semáforos y sin metro y sin aires acondicionados y sin cajas registradoras yo seguía con mis cositas y mi cuenta atrás. Lo único excepcional es que tras bajar a fumar, justo a la hora en que un señor pasea por el Passeig de Gràcia, desnudo, con el culo tatuado con una especie de bañador turbo setentero y un piercing colgando medio metro, he tenido que subir las señoriales escaleras a pie, eso si, recreándome en las bonitas vidrieras , los mosaicos y las magníficas puertas de cada despacho.

Se rumorea que lo de que se hayan quemado un par de transformadores ha sido por lo del Jueves, que mira que son rebeldes estos chicos y mira que dan tema. Se ve que en Poble Nou han oKupado una imprenta abandonado y se han líado a panfletar el Jueves hasta que ha pegado un subidón se tensión y han saltado chispas. Y es que la cosa está que arde. Fíjate la que han liado. Me comentaba un compañero que unos amigos suyos han asaltado a varios carteros de los que se sospechaba que llevaban ejemplares a los suscriptores. Que hay un barbero que ha quintuplicado su tarifa y además cobra por hora de espera por que ha consegido un par de ejemplares. Que la SGA está que trina por que no sabe si tiene que cobrar algo por todas las fotocopias que empiezan a circular dado que el original está secuestrado. Que en Londres se hacen apuestas acerca de si LaDoña desmentira la práctica de esa postura. Que los Chinos de las Ramblas ya tienen unos llaveros con una figurita de plástico made en la UE y unos abanicos con la caricatura. Que París Hilton y Pablo Carbonell, que tienen un affair se han ofrecido para hacer la próxima portada…

Y yo, en mi cuenta atrás hasta el 31 de Julio fecha en que decidire si les hago una gran butifarra a estos del curro, si les hago una pirulilla o que narices hago, que por una vez no me gustaría ser buena nena. Pués he marcado un punto intermedio. El miércoles. Para que no se me olvide que sale el Jueves.

22 July, 2007

PATRIOTISMO CASPOSO

En un inútil esfuerzo por llegar a final de mes con saldo positivo, al menos en los meses de paga extra, hace un par de años que, cambíe de marca de tabaco, cambié los cubatas por cerveza, dejé de comprar el diario cada día y El Jueves los miércoles. Lo del diario quedó sustituído por Internet en mi anterior trabajo, y en el actual, (que tiene los dias contados), como nos han pinchado los ordenadores, por la “prensa” gratuita. Revistas que me hagan reir actualmente, el Cosmopolitan, el Mía y la Revista de Ana Rosa (que ego el de esa mujer) en la peluqueria, pero están en otro plano. El Jueves es lo que es, lo último que recuerdo es que había perdido mensaje político. Tan solo algo del parodiable Aznar y unas viñetas del Rey. Y mucho sexo, que si , que a mi que por edad ya me debo estar volviendo conservadora, a veces tenía un poco de mal gusto. Y no va por Mamen ni por Clara. Mis favoritos, Ivá por supuesto, Historias Fermosas y Grouñidos en el desierto. Tengo de portalapices unas latas de cacahuetes forradas con esa viñetas. No me gusta la portada del jueves. No me gusta el dibujo. Pero totalmente de acuerdo con la crítica. Esta familia no me cae mal, pero soy antimonárquica y me toca las narices ver como crece la familia sin que tengan que recortar sus vacaciones o empezar a vestir de Zara como el resto de las familias. A más niños más coches oficiales, más colegios privados, más guardaespaldas, en fin mayor % del PIB, ¡de mi PIB! y a cambio resulta que no pueden soportar ni una broma de mal gusto.
Y me pregunto si hubiera pasado lo mismo si en la portada hubiera salido cualquier otra pareja o es que los Príncipes merecen más respeto que cualquier otra persona. No recuerdo que cuando han salido imágenes robadas más explicitas que cualquier dibujo ningún juez haya actuado de oficio (y sin beneficio). ¿Acaso Alberto SanJuan o la Ex de Ronaldo no merecían el mismo respeto? Y me alegro de que el Jueves esté de actualidad estos días. Hay chicas en mi oficina que no han oído hablar de Pedro Pico y Pico Vena ni de Arensivia ni de Martínez el Facha aunque claro, ellas son más del Vogue y el Elle. Ni los coleguitas del Neng de Castefa deben saber que es. Y me alegro que los ejemplares se coticen a 2500€ y que algún Papá cachondo dedique la cantidad que recibe como ayuda para mantener a su hijo a conservar un recuerdo de semejante esperpento. Y es que todo esto me suena al episodio del Islote Perejil, que por entonces aun leía el Jueves cada semana y estuvieron soberbios. Más El Jueves y Menos Harry Potter. Y a que no sabeis que tengo de fonod de pantalla de la semana?

19 July, 2007

15 años sin recuerdos.
15 años recordando.

16 July, 2007

AUTOAYUDA vs QUITAPENAS

Hoy me he escaqueado de un “dinar de germanor” con los “compañeros” de trabajo. He fingido no saber nada y haber quedado con alguien. Es una de las ventajas de ser una “prestige single” o soltera reconocida, cuando la gente te oye decir “he quedado” nunca insiste en que pases tu cita a otro día sinó que te abruman con preguntas tipo “¿con quién?” “¿te gusta?” “¿hay algo?”. Pobre de la que diga que si en los días venideros, la oficina te observa desde que entras tratando de ver si tu andar refleja horas y horas de sexo, si tarareas enamorada y se escapa una risita tonta por cualquier cosa, si llevas algun chupetón en el cuello o si por el contrario se te escapan las lágrimas cuando en el Hilo Musical suena el Guardaespaldas. Decir que no supone un gesto de desilusión del que te interroga y creo que en el caso de los chicos aún es peor por que se pone en duda su poder de machote y ligón consumado. En fin, no he ido a comer por que no me daba la gana. Por que no me vale el una de cal y una de arena. Por que en mi oficina, después de un asalto al poder, manda un Triunvirato más inútil que cualquier tripartit y creo que hasta me llevaría mejor con este nuevo e insufrible Aznar de bigote desmelenado que con mi jefe. Por que me quedan dos telediarios y por que ya tengo bastantes capítulos para ese libro que no escribiré por que me tacharian de oportunista por ir al rebufo de “el demonio viste de Prada” y de “yo soy Bea”. Pero quizá si que cuando me decida por un nuevo servidor de ADSL postearé como despiden a una recepcionista por que “no es lo suficientemente guapa” pese a que el mismo que la quiere echar hace unos días la apadrinaba y la defendía a capa y espada como la gran profesional de la recepción, creerme no es una gran profesional, más bien lo contrario, pero que conste en acta, no la echan por eso, la echan por fea. Tambien postearé como mi nuevo jefe, con las pupilas como un hula hop pretende convertirse en la copia española de un fantasma mediático italiano. Y quizá, quizá, postee como desarrollo mi lado más maquiavélico-profesional que parece que se despierta. Y al final, quizá postee como saturada del apasionante mundo de la empresa, me salto ese esperado viaje a la polinesia para el que cualquier día tengo que empezar a ahorrar, y de una vez me dedico a las ONGs. Mi plan era hacerlo dentro de unos años, haber aprendido como se trabaja eficientemente y haber rebajado algo mi hipoteca y invertir lo que haya aprendido en una causa humanitaria y no en el Jet Privado de un accionista. No aprendo nada (bueno), me estoy envenenando y la hipoteca sigue ahí plantando cara. The time has come to make it true... Pués bueno, no he ido a comer con ellos ni tenía ganas de comer sola, así que me he refugiado del calor en la FNAC. No voy muy bien de pasta y llevaba la tarjeta, así que no podía acercarme a ninguna sección interesante, no fuera a escaparseme la tarjeta como me ha pasado otras veces. Bricolaje o Autoayuda. La concursante escoge Autoayuda. ¿Quién ha dicho que esa sección no era interesante? Así al primer vistazo he contado 500 formas de alcanzar la felicidad, secretos para prosperar en el trabajo sin comer queso, guías para que el sexo sea maravilloso aún sin tenerlo, como alcanzar la espiritualidad a traves de los alimentos malecácticos, como encontrar el camino mágico,…He sido capaz de sobrevivir muchos años sin secador de pelo, pero no se como he podido superarlo todo sin leer ningún libro de autoayuda. Pero lo realmente interesante a sido la conversación de dos tipos al otro lado de la estantería. Ellos no me veían, ignoro que hubiera pasado si lo hubieran hecho. -Este es el mejor sitio de toda Barcelona para ligar, y esta la mejor hora. -¿la FNAC? -si, pero esta sección -que dices tio. -que si, fijate, solo hay tías jovenes y alguna madurita potentona. -es verdad tío -pues claro, las que las han dejado, las que les han puesto los cuernos, las que buscan a su príncipe, las guarrillas que buscan libros de sexo... -ja ja que bueno -tu llegas, das un vistazo a los libros y disimulas, luego cuando llega la que te gusta la miras, miras que libro tiene en la mano y le sonríes. Das una vuelta y vuelves, y cuando ella te sonría, que fijo que te sonríe le preguntas “¿que buscas?”. Ella te dirá “no se” y te pondrá cara de pena, como de “es que estoy un poco depre”. Tu vas con el rollo de “vaya, eso no puede ser, ¿te apetece un café?”. Y ya está roto el hielo, a partir de ahí allá tu con tu palique. Entonces uno me ha visto, era majete, y me ha sonreído tratando de ver que tenía en las manos. Y me apetecía un café pero era la hora de volver a la oficina y la Posta de Quitapenas no me quedaba de camino.