09 November, 2008

Van unos cuantos meses que este blog no tira. No se por que. He tenido más tiempo que nunca pero era inútil encender el ordenador. Tampoco he leído otros blogs. Apenas algún libro. Los meses han pasado volando. Mucho sofá. La agonía de los últimos días del despacho. Unas nóminas sin cobrar. Un despido sin despido formal de una empresa que desaparece. Eso, tras algo que si no era un mobbing del Gran Lerdo poco le faltaba (por cierto, que el Gran Lerdo me ha tratado de agregar en Facebook y otras redes, yo no he aceptado claro, pero ¿no es curioso? Tambien me llama de vez en cuando para pedirme consejo para su nuevo trabajo, ya no le contesto, y por favor Fernando, no te vayas a Ferrari). Una búsqueda de trabajo, a ratos frustrante, y la amenaza de que la cosa se me pusiera muy difícil por la crisis, sin cobrar nada y sin encontrar trabajo. Me confirmaron que ya estaba como grupo subvencionado, pues que bien, aún joven (digo yo), preparada, con experiencia, sin cargas...y me tienen que subvencionar para encontrar trabajo, teniendo en cuenta que para jubilarme me faltan más años que los que llevo trabajados, es de lo más alentador. Los rumores que llegaban de Italia acerca de la empresa que todavía no me había despedido confirmaban que estos dos años no han sido normales. Los dueños en la cárcel, la prensa italiana, la rosa, la económica y la amarilla, publicando día a día un nuevo detalle. Coches de lujo. Docenas de Rolex. Un avión privado. Ostentosas mansiones. Drogas. Todo eso venía de lejos, de cerca el Gran Lerdo y El Maligno de los Pantalones Verdes. Por fin un juicio y poder cobrar el paro.
.
.
Y aparte de todo eso, un verano al sol, de tardes en el parque con algún amigo tambien parado y los perros jugando. Charradas tontas y risas fáciles. La falta de valentía para tomar una decisión radical, tantas veces soñada, y cambiar totalmente de vida, de irme a cualquier parte. Unos meses difíciles en los que una lavadora y un microondas estropeados con un día de diferencia y una cuenta en numeros rojos, podían tomar un protagonismo que no les correspondía. En esas apareció otro prícincipe, pero se volvió rana en seguida, desde luego quedó muy lejos de inspirar un nuevo Love Post Project.

Y así estamos. He cerrado un capítulo y estoy empezando otro. Las cosas vuelven a su cauce "normal". Después de múltiples entrevistas y las correspondientes anécdotas, por fin un nuevo trabajo. Tal como está las cosa, he tenido suerte. Esta vez entre maquillajes y pintalabios ( y mira que yo soy de lo más grunge) y con rol de jefa, más bien jefecilla en una empresa seria. En estos dos años, espero haber aprendido algo, sobretodo del Gran Lerdo: como no puede ser un jefe y sobretodo espero haberme hecho más fuerte y no gastar más energía de la necesaria en un trabajo mercenario más y gastarla en mi propia vida, que falta me hace. Time is on my side

Y por ahora, ando pensando que hago con el blog, que después de leer algunas entradas antiguas me da hasta vergüenza pensar que las he colgado, y no es solo por las comas y los acentos. Lo echo a faltar, si, pero no se si me apetece escribir. Supongo que es ponerse y coger ritmo. Ya veremos. Hoy solo es de prueba, a ver si rompo el hielo

06 November, 2008

11 September, 2008

VOLVER - o de como un bonito recuerdo se convierte en una desapacible obsesión

Foto de Nicola Hardy. A door to Heaven. En Google Maps (Formentera).
Dicen que si tiras una moneda a la Fontana de Trevi, te aseguras de que volverás a Roma. Suena bien, pero yo conozco una isla, a ratos desierta, en la que no hace falta tirar nada para que la idea de volver se convierta en un deseo obsesivo que tiñe de color turquesa los ratos muertos. Como éste. Solo hace falta ver una puesta de sol o encontrar la roca en la que encaja perfectamente tu cuerpo, o buscar tu sombra entre los peces del fondo del mar. Cuando al borde de uno de sus alcantilados miras a tu alrededor, sientes que te han quitado unas gafas invisibles, pero sucias, que te debieron poner nada más nacer y que te impedían percibir la luz real. Descubres toda una gama de azules y verdes, turquesas y esmeraldas que no contiene ninguna rueda cromática, que nada, que no sea la propia memoria, puede reproducir. Después te concentras en el silencio de la isla. Es un silencio sonoro, roto por un murmullo de olas suaves o por algún pájaro viajero, que seguro, se lo piensa dos veces antes de continuar su viaje. Cuentan que fue un paraíso hippy. Es un paraíso hippy. Sin hippies y sin drogas. Llegas y a los dos minutos de poner los pies en el tierra firma, eres libre. Nada importa, tan solo el próximi rincón en que sentarte y mirar el espectáculo inmóvil. No hay marihuana que despierte, ¿o relaje? los sentidos como el agua de esta isla. Puede hasta con el amaneramiento pijo de los que llegan en yate de 30 m de eslora que solo pisar en la isla se asalvajan un poco, y tan solo algunos niñatos pijos italianos se mantienen al margen y conservan intacto el look conjuntado y patetico-glamouroso que los caracteriza. Y ahí, sentado, en un embarcadero de madera abandonado, o a los pies de un faro, o en una roca asomada al vacia, o tras una duna de arena, te cae la oscuridad más ligeras. Algunos afortunados ven la lluvia de estrellas de agosto. Sin ningún obstáculo, las estrellas llueven sobre la isla plana, cada una con su deseo, por todas partes deseos cayendo...
El segundo día , descubres que te molesta el bañador aunque una semana antes te hayas manifestado en contra de las playas nudistas. Necesitas sentir la isla en cada poro de tu piel. Ya no eres el mismo que llegaste. El tercero, algunos pueden leer, pero solo libros especiales, de los que se saborean pagina a página y no se olvidan.
A esas alturas empiezas a descubrir la otra isla. Las lagartijas verdes. Las orquideas. Las cisternas que llevan agua dulce a las casas. El licor de hierbas. Los marcos pintados de azul. Los mercadillos... Si no te vas enseguida no querrás irte, y los isleños avisan que la isla es otra en invierno, que le mar te incomunica, que el viento te azota hasta volverte loco, y que la oscuridad pesa más que en otros sitios.
Nunca me he quedado, y hace mucho que no he vuelto, pero trato de imaginar el humo saliendo por las chimeneas y la cara del viento estrellandose contra una ventana, y no se, igual si vuelvo... El video es "prestado" de youtube, pero ese color es de la isla. Más y mejor en la película Lucia y el Sexo de Julio Medem mediante el cuento que escribe su protagonista, y como no, en la isla.

28 August, 2008

Foto de Juan Luís García
http://juanluisgxfoto.blogspot.com/ http://www.flickr.com/photos/scharwenka/

“El deseo trabaja como el viento. Sin esfuerzo aparente. Si encuentra las velas extendidas nos arrastrará a velocidad de vértigo. Si las puertas y contraventanas están cerradas, golpeará durante un rato en busca de las grietas o ranuras que le permitan filtrarse. El deseo asociado a un objeto de deseo nos condena a él. Pero hay otra forma de deseo, abstracta, desconcertante, que nos envuelve como un estado de ánimo. Anuncia que estamos listos para el deseo y solo nos queda esperar, desplegadas las velas, que sople su viento. Es el deseo de desear. “

David Trueba. Saber perder

26 August, 2008

TOPICAS VACACIONES

A la hora del café, los señores trajeados de la planta más alta bajan al bar de la esquina. Es el único de la zona que tiene terraza y, durante las vacaciones, al menos un par de ellos han retomado el denostado hábito de fumar. Es el segundo día tras las vacaciones para los seis, pero se les ve relajados. A los ejecutivos la rutina laboral les relaja, ese es su estado natural, días ajetreados y bien organizados. Sin ese levantarse sin saber que hacer en un apartamento en la costa o ese cansado deambular por destinos turísticos más o menos exóticos con viendo souvenirs de todo a 100, o ese sentirse encerrados en un yate de 15 m de eslora. La aburrida conversación de sus mujeres empeñadas en reavivar un romanticismo naufragado años antes, las continuas pataletas de los niños...

Sin embargo, la conversación no deja entrever esa realidad. Ninguno de ellos aceptará jamás que teme las vacaciones. Que año tras año, apenas llega al destino escogido se siente decepcionado, que ya el segundo día consulta su agenda electrónica y que la ausencia de mensajes le produce un vacío incómodo. Casi es mejor perder la cobertura y que ese vacío quede ocupado por una gran desazón o inquietud. No. Cada uno habla satisfecho de su destino. Ninguno hace mención de los aburridos paseos al atardecer con su mujer, o de lo pesados que son los niños aprendiendo a nadar "mira papa" "papa báñate" "papá una carrera"...Y sin embargo una y otra vez, miran a uno de ellos, algo más joven, unos 45, y le recriminan su pasividad, su vida de soltero ermitaño, su falta de actividad, de curiosidad...

El no dice nada, pero por dentro ríe a carcajadas. Recordando el anuncio que puso en la página de contactos del periódico de mayor tirada.

"Se buscan señoritas de compañía de distintas nacionalidades. Buena presencia. Dotes artísticas. Creatividad. Cocina. Imprescindible mayores de edad"

El "casting", telefónico, duró una semana. Recibió decenas de llamadas de múltiples acentos. A cada una le preguntó por los tópicos de su país. ¿Bailas samba? ¿Sabes preparar mousaka? ¿sabes hacer masajes? ¿sabes bailar la danza de los siete velos? ¿haces gimnasia rítmica?

Escogió a cinco. Les ofreció a cada una pasar 2 días con él por un muy buen precio. Ellas tenían que preparar una perfomance típica de su país preparar una comida y una cena tradicional de su país, explicarle algo de su vida y pasar una noche con él.

eye

Sin duda habían sido las mejores vacaciones de su vida. Una tras otra, las chicas se habían presentado algo incómodas por que la propuesta no era habitual, pero él las había tratado muy bien y pronto se había establecido una complicidad entre ellos que no era habitual en su trabajo. Las había escuchado hablar de su vida, de como habían crecido, de como unas habían escapado de una sociedad que las oprimía y de como a otras las habían engañado, de lo dura que era su vida y de las situaciones que tenían que enfrentar cada día. Las había escuchado con atención y respeto, sin morbo. Ellas habían olvidado que estaban trabajando. Por una vez, se habían sentido cómodas y había sido divertido prepararle una cena de su país amenizada con alguna danza o alguna canción típica, o incluso tópica.

El se había sorprendido sintiéndose culpable por mercadear con aquellas mujeres. Eran las reglas del juego, ellas vivían de eso, pero hablando con ellas, se preguntaba que hubiera pasado si aquella conversación no hubiera sido comprada, si hubiera sido fruto de un encuentro casual, ¿no se hubiera enamorado de alguna de ellas? Una tras otra le habían enriquecido, le habían abierto su mente, de cada despedida había tenido un punto de emotividad. A una de ellas que realmente le había gustado, le había dicho "te llamaré" como se lo hubiera dicho a una novia reciente y ese "te llamaré" había sonado raro. No estaba pensando en llamarla como profesional, ¿pero podía llamarla de otra manera?. Ella también pareció desconcertada.

Cerró la puerta tras la última chica con una mezcla de sentimientos. Había un punto de culpabilidad, pero sobretodo sorpresa, cariño, empatía por aquellas chicas, sin duda las mejores personas que había conocido en mucho tiempo.

En la mesa pagan los cafés y se oyen un par de lamentos fingidos. "que dura es la vuelta al trabajo". Uno le da una palmada en la espalda "Mira que tirarte dos semanas encerrado en casa, ¡con la de mundo que hay que ver!" . Él sonríe y la sonrisa, como no podía ser de otra manera, le da un aire a Richard Gere en una película tontorrona.

14 May, 2008

Escritor de café (2)

Llegó abrumada a la cafetería. Había tenido una reunión con su padre. ¡Una reunión! No una discusión después de la comida, no una discusión acerca de que canal se veía aquella noche, no una discusión acerca de si iba vestida como una puta o que horas de volver a casa. ¡Le había enviado un SMS citándola en su despacho para una reunión! Ella ni siquiera imaginaba que su padre supiera enviar un SMS, de hecho estaba segura de que lo había enviado su repelente secretaria después de comprobar la agenda.

Pidió un cortado. Tenía 2 semanas. Sin duda su padre estaba atravesando la crisis de los 60. ¿60? ¡No! Debía haber cumplido ya los 62. No estaba segura, de cualquier modo se acercaba la jubilación. Nunca se había planteado que pasaría en es momento. Ella se sabía heredera de un par de pisos en el centro, una casa en la playa y un apartamento en la montaña, pero nunca se había parado a pensar que haría ella el día de mañana y, ni mucho menos, en que pasaría con la editorial. Nunca jamás se había imaginado como editora y ahora su padre le proponía enseñarla a dirigir el negocio. No era mala idea, era un negocio que daba pasta y ella se veía capaz, y sin duda su padre, analítico y previsor hasta la exageración también pensaba así, si no, no hubiera contado con ella, la hubiera vendido a un buen precio asegurándole a ella unas rentas o se hubiera quedado al mando hasta que la muerte lo encontrara en su despacho.

Pero, si la veía capaz, ¿a santo de que ponerle un proyecto de prueba con un plazo de dos semanas? Sabía que su padre cumpliría su promesa, ¡su amenaza! Y si ella no le presentaba un proyecto con cara y ojos, donaría su empresa a una fundación que él mismo crearía. Pese a ser un hombre de negocios, su padre tenía un componente filantrópico y una generosidad muy importante.

Había una parte en ella que se resistía a seguirle el juego, a decirle abiertamente que pasaba, que hiciera lo que quisiera con la editorial, pero enseguida surgían voces que clamaban al orgullo propio y a la tradición familiar, y sobretodo, ella quería muchísimo a su padre y sabía que él contaba con ella, no quería defraudarlo. ¿Pero de dónde narices sacaba ella un proyecto? Hacía años que no leía, jamás había escrito nada y tampoco conocía a nadie que lo hiciera.

Un golpecito en la espalda la arrancó de sus pensamientos. “Perdón” Se giró algo molesta a ver que pasaba. Un chico había entrado en la cafetería con tres grandes pizarras. Un camarero le saludó con un afilado “Hombre, por aquí viene el escritor” “Vete a tomar por culo. ¿Dónde está la escalera?” Ella observaba la escena con curiosidad. El chico se subió a una escalera y descolgó las tres grandes pizarras una a una y las sustituyó por las nuevas. Se fijó en la caligrafía. Solo alguien que amara las palabras podría tratar con tanto mimo las letras. Aquellas ofertas, más que un reclamo parecían caricias escritas. Se fijó en el chico de las pizarras. Era guapo. Él, que recogía las pizarras antiguas, también la miró y se sacudió la tiza, que le había manchado la camiseta, con cara de circunstancias. Ella sonrió señalando las pizarras. “Que letra más bonita”. “¿Lo has escrito tú?” Él, con un escalofrío respondió “Sí”. Ella alargó la mano y cogió un par de servilletas de papel. "¿Podrías escribirme algo?".

12 May, 2008

ESCRITOR DE CAFÉ

El responsable de zona era un tipo seco. Eso cuando no había problemas. Como todos los días que los visitaba pidió un café y procedió con su inspección del local, alternando instrucciones y preguntas.

-Este cuadro está torcido. -¿Os falta algo? -Hay que limpiar esta moldura, tiene polvo. -¿Cómo vaís de propinas? -Os he traído un par de variedades de té nuevas. Y vasos y balletas... -¿quién ha escrito esta pizarra?.

Se quedó helado unas décimas de segundo pero en seguida levantó la mirada del trozo de barra que estaba limpiando con un trapo. Los restos de la tanda de las 9.

Aterrorizado leyó el menú de cafés e infusiones en busca de alguna falta de ortografía. Tan solo había algún acento mal puesto.

-Yo.

-¿y se puede saber dónde has aprendido a escribir con esa letra de niña? ¿ibas a un colegio de monjas?

No respondió. No comprendía las preguntas. El otro probaba ahora los taburetes de la barra que estaría desierta hasta las 10. Comprobaba que ninguno de los taburetes tuviera ese desagradable balanceo que tienen a veces los taburetes giratorios. Después revisó los servilleteros de las mesas y los arqueos de caja. Solo entonces se acercó a su café y dió un sorbo.

-Está frío. - siempre decía lo mismo. -Hasta la semana que viene.

Y se fue, como siempre pretendiendo estar muy ocupado, aunque, todos sabían que su jornada había terminado.

Unos días más tarde, uno de sus compañeros le avisó de que le llamaba la de Personal. En aquella empresa no había un departamento de Recursos Humanos, estaba la de Personal. Se acercó al teléfono y le pasaron el auricular con un estremecedor "la has cagado chaval". Sin embargo, al otro lado de teléfono tan solo le preguntaron:

-¿Te interesaría ser escritor?

El corazón le dió un vuelco. De más joven, cuando hacía campana en el instituto, solía refugiarse en una cafetería cercana. Cuando no había nadie con quien echar un futbolín, empezaba novelas de ciencia ficción en servilletas de papel. Siempre se las guardaba en el bolsillo de los vaqueros con la intención de acabarlas algún día, pero esto nunca ocurrió. Quizá por que invariablemente todas acabaron en la lavadora, su madre nunca consiguió que él o su padre vaciaran los bolsillos, y ella nunca pudo entretenerse en ello.

-Si.

-Pués pásate por aquí mañana.

Imaginó que los del marketing de la cadena de cafeterías se traerían algo entre manos. Quizás en lugar de la prensa diaria hubieran decidido crear su propia revista. El podría escribir pequeños relatos que intercalarían con anuncios del Te de Uva Roja o del Capuccino Vienés. Pequeños relatos, anécdotas de los clientes, artículos acerca de la historia y el cultivo del café. Últimamente se oían muchas críticas contra las prácticas del comercio (insolidario) del café y quizá querrían hacer un lavado de imagen.

Durante el resto del día se fijó en los clientes de un modo distinto. No trató de recordar su consumición habitual como solía hacer. Los vió a todos como protagonistas de una historia que él tenía que escribir. Se le ocurriría un final feliz para esa que por las mañanas parecía entristecerse con cada sorbo de café hasta que cerraba el diario con un suspiro y se iba al trabajo. Se le ocurrió un castigo travieso para el de la gabardina, que, en todos los años que hacía que se tomaba el café allí, no había dejado ni un céntimo de propina, ni siquiera había dicho nunca buenos días. Aquella noche el café le quitó el sueño.

Llegó a las oficinas temprano. No se había afeitado y se había vestido con sus mejores galas bohemias. Se trataba de parecer un escritor de café, pero nada más verle, la de personal lo miró de arriba abajo sin ocultar un gesto de reprobación. Él se pasó la mano por la mejilla, pinchaba. Quizás parecía más de taberna que de café.

-Acompáñame.

La siguió hasta el almacén. Había 4 pilas de pizarras, Por lo menos había 100. Cerca había una mesa con un teléfono y un puñado de tizas que no le gustó. La de personal llamó por el teléfono.

-¿me traes eso?

Una chica apareció corriendo con un papel en la mano.

-Se tratará de cambiar las pizarras de todas las cafeterías una vez por semana. En realidad diremos lo mismo pero con nombres distintos cada vez. Y una oferta de la semana. Ésta es la lista y ésta la oferta de la semana que viene. La copiarás en cada pizarra, sin faltas y con buena letra. Los viernes las repartirás con la furgoneta y recogerás las de la semana anterior.

Por un momento el suelo pareció temblar. Luego, pensó que era una forma como otra de cumplir su viejo sueño. Después de todo, sus historias siempre le parecieron poco originales y repetitivas. Como los menús.

08 May, 2008

Se decía que un tripi lo había dejado “asi”. “Así” se refería a una sonrisa quasipermanente que se alternava con estados de ira. Quizás se hubiera podido establecer una correlación estadística con los litros de alcohol ingeridos o la calidad de la marihuana fumada en una temporada determinada. Vivía en un pueblo mediano en el que se mantenían costumbres antiguas y rasgos rurales que convivían sin problemas con las fabulosas aportaciones de la modernidad. La juventud del pueblo podía escoger entre dos bares. Uno lo frecuentaban los tuneros pelados, partidarios de los combinados y las drogas químicas, el tunning y la música chatarra. El otro, los alternativos de reminiscencias hippies y puretas por encima de la treintena, adeptos de la cerveza, los petas , el guitarreo y el buen rollo. Cada uno de los bares se mantenía fiel a una estética que solo era alterada por las máscaras de Carnaval. En el bar de focos de colores y lasser en la pared se preferían los disfraces de vaquero, de Rambo, de hombre bomba, de narco colombiano… En el bar de luz tenue se preferian los disfraces currados y originales o los disfraces en grupo y las comparsas. El último carnaval fue algo distinto. El que se había quedado así de un tripi se presentó en el bar moderno como todos los sábados. El no se disfrazaba pero tenía un presupuesto extra, tanto en efectivo como en especie, para noches como esa. Estaba más “feliz” que otros días aunque ese día no había llegado a hacer su numerito “que bien bailo” en el centro de la pista, desde primea hora de la noche, se tambaleaba demasiado y había optado por sentarse en la barra a reirse de los disfraces de la peña mientras alternaba tragos de vaso lago con rondas de chupitos con todos los que tuviera alrededor y con diversas maniobras y “busineses” en el WC. El sábado de Carnaval no había hora de cierre y a las 5 el pedal era considerable y la fiesta estaba en pleno apogeo. Cada uno se había metido de lleno en un papel acorde con el disfraz que llevaba y el del tripi le daba ola a todo el mundo. De golpe se apagó la música y se encendieron las luces “de cerrar”. El del tripi, algo deslumbrado miró alrededor. Le sorprendió ver a seís o siete tios disfrazados de verde con fusiles en la mano que fingían una redada. Qué bien lo hacían los cabrones. Uno pateó las puertas de los lavabos para sorprender a los que hacían cosas malas. Otro pidió a todos que se pusieran de cara a la pared, se apoyaran con las manos y separaran las piernas. Que bueno tio, como se lo curran. Ja ja Que bueno. No se dió cuenta de que él era el único que se reía. Ja ja tio. No me metas mano, que te has disfrazado de madero para tocar paquetes ¿o que?. Que marica. Jaja. Qué cabrón Tio. Ja ja tio. Mira todo lo que llevo. Jaja. ¿qué buscais? ¿Esto? ¿O esto? No me jodas, yo te invito a un tirito pero no me vayas a joder la harina. Ja ja que cabrón, te crees que te vas a quedar mis gramitos por que vas disfrazado de madero. Que bueno, que morro. Bueno vale ya, que tengo una copa a medias y se me va a derretir el hielo. Ja ja no, yo a la calle no salgo que hace un frio de cojones. Joder que no me pongas las esposas. Que pareceis los de la Cubana, ¿lo habeís ensayado o que? Jaja que os den el premio al mejor disfraz. Venga Torrente, que te pago una copa. Lo despertaron sin ninguna delicadeza. Joder que frio hace aquí ¿no nen?. ¿No me vais a traer desayuno? ¿Ya me llevaís a casa? Joder que resaca.

29 April, 2008

MATAR LAS HORAS

Se levantó con un único objetivo: matar el tiempo. Nunca jamás antes había tenido esa necesidad, sin embargo hacía días que ese instinto criminal se había apoderado de todos sus movimientos.
En vano trataba de fingir, tras sus pasos caía un reguero de horas muertas.
Sin embargo el tiempo se resistía, y avanzaba con paso firme a un ritmo apenas imperceptible. De nada servía quedarse inmóvil en el pasillo, el tiempo se colaba por los lados, por entre sus piernas, por encima de ella. Tampoco servía adelantar el desayuno, el almuerzo o la merienda, igualmente llegaba la hora de comer, la de merendar, la de la cena...
Trató de refugiarse en un museo de historia, de sentarse en un pedestal con cara de momia egipcia, pero no tardó mucho en aparecer un guarda avisándola de que había llegado la hora de cerrar.
Pensó en las veces que había lamentado lo rápido que pasa el tiempo cuando en realidad, el tiempo nunca acababa de pasar.
Trato al menos de apresarlo, de mantenerlo como rehén, de someterlo a sus órdenes, de arrastrarlo con ella. El tiempo es escurridizo y le costó un poco, pero al final tras una encarnizada lucha contrarreloj, lo atrapó.
Se entretuvo pensando dónde era más seguro fijarlo, el viernes parecía una buena opción, pero aún quedaban un par de días y dudaba de poder mantenerlo distraído hasta entonces. Bajo la guardia solo un instante y el tiempo le arreó un mordisco a la tarde, que se convirtió en un agujero negro en su memoria. Raccionó rápido, y esta vez se lo ató a la espalda sin dejar de pensar que hacer con él.
En esas, le dió por mirar el reloj que llevaba en la muñeca. Con tanto contratiempo se le había hecho tarde.

25 April, 2008

Como todas las mañanas, no pido un café con leche y un donut, pero me lo ponen. Sin pedirlo cuando queda un taburete vacio me trasladan a él, aunque está en la otra punto de la barra. Sonrío al camarero. Esas cositas son las que hacen llevadera estas jornadas laborales. En el tren me siento. En el Ipod personalizado con el logo de mi empresa suena un blues. Voy al lado de un señor que lleva la mano extendida y sobre ella un caracol que se mueve con esa suavidad que todos hemos observado de pequeño. El señor está ensimismado con el caracol. El resto de pasajeros lo miramos con una mezcla de ternura, simpatía y desconcierto. El caracol estira las antenas hacia el señor. Parece observarlo. Sube por el brazo sorteando el vello, cuando está a la altura del codo, el señor lo toma delicadamente y lo vuelve a sitiuar en el dorso de su mano y así unas cuantas veces. El señor y el caracol son ajenos a la curiosidad que despiertan en los viajeros. Me dan ganas de preguntarle al señor como se llama el caracol, cuánto tiempo tiene…en fin, todas esas cosas que se preguntan a los dueños de mascotas. Un par de paradas después el señor coje el caracol, siempre con delicadeza y se lo pone en la palma de la mano que cierra ligeramente, lo justo para transportar al caracol sin problemas. Cuando abandona el vagón, los pasajeros que hemos ido todo el trayecto embelesados en el caracol soltamos una risita cargada de alivio y nostalgia. Alivio por la enorme curiosidad y desconcierto que producía la escena y nostalgia al recordar lo felices que nos hacía que mamá nos llamara porque había un encontrado un enorme caracol en una hoja de lechuga. Recuerdo ese mismo ensimismamiento, pero no consigo recordar donde acababan aquellos caracoles. Creo que es mejor. El tren sigue su recorrido. Me dirijo a una oficina cada vez más irreal. Me consuelo pensando en que de nuevo se ha abierto la posibilidad de un “despido remunerado” que de aire hasta que se concrete un trabajo nuevo. Me hace gracia pensar que yo que llevo años pensando en leer libros como el “No Logo” o “El libro negro de las marcas” y que me imagino establecida en una isla pequeña rodeada de azul, viviendo descalza entre cuentas de pulseras, parezco destinada a permanecer en este raro mundo de la moda y de las marcas. Llamarlo superficial sería poco. Las últimas ofertas me envían todas a Madrid. No me desagrada. Just do it. Pero no hay playa. Mientras tanto la oficina desierta y en penumbra. El Gran Lerdo oculto tras las grandes puertas correderas de su despacho. Yo tomandome un café y fumando un cigarrillo en mi mesa. De vez en cuando suena el teléfono y respondo con evasivas. Hemos llegado a un acuerdo y no vamos a venir a trabajar todos los dias. Eso me produce mucho desconcierto. Y desconfío. La idea es del Gran Lerdo, pero él ahora no es nadie. El Maligno lo ha abandonado todo de hoy para mañana, se ha largado sin más y sin él no es más que un pelele, rabioso y mal bicho, eso si. De vez en cuando atiendo alguna llamada. Alguien a quien se le debe pasta. Solo puedo dar evasivas respecto a la situación, tratando de que no las interpreten como a que estoy dando la cara por la empresa. Simplemente no se nada. Todo especulaciones, y todas llevan a un pozo negro. La gente insiste en que trate de sacar lo positivo.
Voy a bajar a tomar un café al bar de abajo, a ver si el camarero me dice guapísima, de vuelta, buscaré un caracol en los parterres, lo soltaré en el teclado y le cantaré un poco.
Cargol treu banya.
puja a la montanya
cargol treu vi
puja al montanyí.

23 April, 2008

Mono. Mono.Mono.Mo.

A punto de descorchar una botella de cava para despedir al capo malo en una oficina practicamente desierta. A veces desde mi despacho veo pasar una sombra por el pasillo. Cuando levanto la cabeza veo que solo es uno de los rizos que me caen sobre la frente que se ha movido por uno de mis suspiros. Envuelta en 2 millones de selecciones para trabajos, que se alargan y se alargan, pendiente de saber si da tiempo a que me despidan o simplemente un día no se abre, sin saber si vale la pena hacer un último esfuerzo y aguantar un poco más, si es mejor levantarme ahora mismo y decir adios…Y aquí estoy, blogueando desde el curro. Hasta me han visto hacer la foto de la rosa de consolación que es la que viene tocando últimamente. Y da igual, por que ahora ya vamos totalmente a la deriva. Abajo en la calle las portadas de los libros compiten con las docenas de rosas, la gente pasea contenta, se respira un ambiente especial. Aquí en el despacho, tratamos de no coincidir demasiado para no tener que hacer demasiado esfuerzo en fingir un poco de alegría. Hoy es Sant Jordi, el día del amor sin grandes ennvoltorios y el día de la lectura. Hoy sería un buen día para pasar página. O para enamorarse. O.

30 March, 2008

A.M.E.N

mask2

Áquel se llamaría Rául Vargas Montoya, le haría un árbol genealógico que descendería desde el mítico patriarca Manuel, le conseguiría una furgoneta y caravana y le darían un permiso de vendedor ambulante para alguna ciudad del Norte. Abrió el siguiente expediente. AM. Una mujer. Rumana. Rubia, ojos azules, escapada de un prostíbulo en el que la tenían secuestrada, nombre nuevo, Irina Comaneci, origen búlgaro, le darían un curso de peluquería y le buscarían un local en la costa del sol. Continuó, A.L. había delatado a compañeros de rezos implicados en una trama de terroristas islámicos, ingeniero informático, varios idiomas, casado con dos niños, podría pasar desapercibido con traje y corbata en alguna delegación provincial de alguna empresa pública, no obstante él y su familia necesitarían guardaespaldas. Federicco Cipriani, colaborador habitual de la policía, ya llevaba 3 o 4 cambios de vida, no podía evitar meterse en follones y solucionarlos con sus chivatazos, necesitaba sentar la cabeza, quizá con un negocio, una pizzería en el cinturón de alguna gran ciudad..

Hizo una pausa para tomar el café. Comentó con sus compañeros el desastroso partido de su equipo. Desde la esquina de la cafetera vió como le dejaban unos cuántos sobres lacrados en su mesa. Cada sobre encerraba una vida que debía ser sustituida sin dejar pistas. Su mesa era origen y final. El hacía y deshacía vidas constantemente. Hacía años que había renunciado a la creatividad y solo era capaz de dar vidas mediocres a sus casos. Se limitaba a sacarlos del medio y llevarlos a un lugar apartado y seguro. Volvió a la mesa y echó un vistazo a los nuevos expedientes. Lo de siempre. Chivatos. Testigos accidentales de crímenes. Mujeres que escapaban de la esclavitud. Mafiosos arrepentidos...

De repente se le cortó la respiración. Reconoció su cara, su peso, su altura, sus iniciales. Era él. Profesión: funcionario. Estado Civil: soltero. Lo habían incluído en el programa de protección de testigos. Esta vez como testigo protegido. Tenía que desaparecer. Conocía demasiados secretos y llevaba demasiados años en el cargo. Le decepcionó un poco ver que lo habían calificado con un "importancia normal-baja".

Nunca se había planteado los riesgos que entrañaba su trabajo. Indirectamente todas las mafias del país tenían alguna cuenta pendiente con él por haber hecho "desaparecer" a sus traidores. Podrían torturalo hasta hacerle hablar o matarlo directamente. A él, que era una especie de Dios Salvador. Se puso manos a la obra sin perder un instante. Se dió un nuevo nombre, Antonio Miguel Estrella Navas (A.M.E.N.) se consiguió una diplomatura en Turismo y un máster en Relaciones Públicas. Se abrió una cuenta a su nuevo nombre en un banco suízo y se hizo una transferencia de un par de millones de euros. Compró un pasaje a Costa Rica. Reservó quirófanao en una clínica de estética, antes de irse aprovecharía para acabar con aquella dichosa nariz y esa mandíbula siniestra. Se vió con su nueva cara de galán de cine y un floreciente negocio en una playa de arenas blancas y sonrió. Encargo unas cuantas docenas de hamacas y sombrillas. Y siguiendo el protocolo borró todas las pistas.

Se despidió de sus compañeros diciendo que le había surgido un imprevisto y se fue. Sus compañeros creyeron que no los había oído reír.

Ellos no lo oyeron reirse a él. A carcajada plena.

28 March, 2008

MEMENTREVISTA DE TRABAJO

Buscar trabajo bajo presión es un palo, pero algunas situacionestienen su punto, como que hoy "me ha dado" gastroentiritis y me he tomado el día libre, no me siento culpable y es divertido, por que como las dos compis que quedan en la oficina y yo somos cómplices en las coartadas para las entrevistas, ayer nos estuvimos haciendo pedorretas por teléfono toda la tarde y comentando en voz alta lo mal que olía el WC que algo tenía la comida que nos había sentado mal. La verdad es que somos de un fino que aúpa.

Hoy tenía la segunda entrevista. La primera, con quien sería mi jefe directo, fue muy bien, ya que se dieron tres elementos favorables:

-Necesito uñas postizas

-Coincidí con el entrevistador en una cafetería 20  minutos antes de la entrevista y le cambié una moneda que no le aceptaba la máquina de tabaco.

-teníamos un conocido común y resulta que es un señor respetado sobretodo por su profesionalidad, su educación y su elegancia, todo un dandy.

-el entrevistador hizo toda la entrevista con un moco en la nariz, y esa circunstancia da mucho aplomo al entrevistado.

En la segunda entrevista, con el máximo responsable, un señor de edad imprecisa bastante agradable, me ha hecho pocas y curiosas preguntas:

-"¿A que cole ibas, que no se por que no lo poneís en el CV?- refiriéndose a EGB." 

-"Si te encontraras un lámpara maravillosa, la frotaras un poco y te saliera un genio, ¿qué tres deseos le pedirías?"

-"¿Que piensan tus amigos de tí?"

Aparentemente son preguntas fáciles, pero la segunda y la tercera tenían ese rollo puñetero de algunos memes.

cat2

¿Cuál es la entrevista de trabajo (o similar) más rara que habéis tenido?

26 March, 2008

ALLEGRO MA NON TROPPO. CARLO M. CIPOLLA- Pryca Reading

Hace años en el 98 o así, cuando el Pryca todavía no se llamaba Carrefour y se pagaba en pesetas, incluí un libro en el carrito de la compra. De entrada me llamó la atención el tono fluorescente de la portada pero al acercarme vi que era un autor que había leído en la facultad, en Historia Económica, Carlo M. Cipolla, y que me había gustado mucho por la claridad con la que escribía y por que incluía comentarios de tono informal muy poco frecuentes en los manuales universitarios. No recuerdo nada del libro de la, que además presté a alguien que no volví ver, no recuperé nunca, solo recuerdo que me gustó (tengo una capacidad pasmosa para olvidar lo que leo).

cipollaEl libro del Pryca se titula "Allegro ma non troppo" e incluye 2 miniensayos: "El papel de las especias (y de la pimienta en particular) en el desarrollo económico de la edad media" y "Las leyes fundamentales de la estupidez humana". Sin duda os lo recomiendo.

El primer "ensayo" arranca con la demostración de que la Caída del Imperio Romano se debió a la ingesta de plomo al utilizarlo en canalizaciones y recipientes para el agua, vino y otros alimentos. Es sabido que el plomo produce estreñimiento, pérdida de apetito, parálisis de las extremidades, esterilidad en los hombres y finalmente la muerte. A partir de la crisis del Imperio, el autor avanza en la Edad Media hasta presentar la aparición del Renaciemiento cuando los florentinos abandonan el comercio para dedicarse a la pintura y la poesía. Un estupendo resumen (alternativo) de muchos siglos en 35 páginas.

En el segundo ensayo, apoyado en gráficos y demostraciones quasi-matemáticas profundiza en la estupidez a fin de descubrir las leyes que permiten que un grupo no organizado sea capaz de influir en el destino (trágico) de la humanidad.

1. Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo.

2. La probabilidad de que una persona determinada sea estúpida es independiente de cualquier otra característica de la misma persona

3. Una persona estúpida es una persona que causa un daño a otra persona o grupo de personas sin obtener al mismo tiempo un provecho para si, o incluso obteniendo un perjuicio.

4. Las personas no estúpidas subestiman siempre el poder nocivo de las personas estúpidas. Los no estúpidos, en especial, olvidan constantemente que en cualquier momento y lugar, y en cualquier circunstancia, tratar y/o asociarse con individuos estúpidos se manifiesta infaliblemente como un costosísismo error.

5. La persona estúpida el el tipo de persona más peligrosa que existe.

COROLARIO: el estúpido es más peligroso que el malvado.

Así, para estudiar a una persona habría que fijarse en lo que una persona causa a si misma o a los otros con su actuación, con esa observación la sociedad está compuesta por cuatro tipos de individuos: INCAUTOS (benefician a otros y salen perjudicados), MALVADOS (se benefician ellos perjudicando a otros), INTELIGENTES (se benefician ellos y el resto) y ESTUPIDOS (se perjudican a ellos mismos y al resto).

Tengo que volver a leer el libro antes de cambiar de trabajo, no sea que deje de coger el tren. No se me ocurren ejemplos para Incautos e Inteligentes. ¿Alguna sugerencia?

25 March, 2008

Sonrisas y Lágrimas v.2.0

boats_dtp

Llevaba todo el día tratando de convencer a las lágrimas de que era mejor quedarse ahí, escondidas, agachadas tras la pupila. Las lágrimas protestaban, querían salir, tenían que moverse, aquella posición era dolorosa y no se podía mantener mucho rato más.

Trató de convencerlas prometiéndoles salir a ver una buena puesta de sol. No la creyeron. Ya era oscuro. Les prometió que las compensaría, pero tenían que aguantar un rato más. Aceptaron, todas menos una, que escapó de camino a casa. Era una lágrima de rebelde, de esas que son más independientes. Cayó en una página del libro que estaba leyendo y no hubo más que cerrar el libro, era un libro de cuentos, así que con suerte se convertirá en estrella.

A las otras las dejó caer en un vaso y las convirtió en mar. Después puso a navegar tres barquitos: uno cargado de deseos verdes, otro de sueños violetas y otro de risas calabazas que se pusieron a navegar plácidamente por aquellas aguas tan tranquilas.

Con las pocas fuerzas que le quedaban, sonrió al ver aquel circulo vicioso de sueños, deseos y risas del que no podía apartar la mirada.

 

 

22 March, 2008

GRANDES MOMENTOS DE LA HISTORIA: EL TANGA

La historia en innumerables ocasiones ha otorgado excesivo protagonismo a pequeños acontecimientos que con el tiempo se han convertido en anécdotas. Muchos ejemplos se encuentran el el S.XX., un siglo especialmente inocente obsesionado por encontrar momentos que cambiarían el mundo del siglo XXI. Tal es el caso de las famosas quemas de sujetadores en los años 60. Con esos actos supuestamente revolucionarios se representaba la liberación sexual de la mujer. A principios del S.XXI proliferan las lencerías, en especial las low-cost dirigidas precisamente a las nietas de las hippies que quemaron sus cruzados mágicos de Playtex. ¿Que pensarán esas abuelas de cuyos pechos cayeron prematuramente ante los wonderbra, los push-up y sobretodo la omnipresente cazoleta con relleno que acerca el sujetador hasta a quien no lo necesita?

La auténtica revolución no fue el efímero destierro del sujetador. La auténtica revolución fue a finales de S.XX y fue el tanga, una prenda que, perdiendo su carácter lascivo, ha llegado a modificar el comportamiento gestual de la mujer.

pm-28850-medium

En efecto, mientras las abuelas de flores en el pelo quemaban los sujetadores, ellas y millones de mujeres trataban de disimular ese gesto tan femenino y común, y sin embargo tan mal visto propio del siglo XX : "sacarse las bragas del culo"

El tanga acabó con esa esclavitud que, sin embargo, perdura en las playas, donde toda mujer, una vez alcanzada la adolescencia pierde toda la espontaneidad en la zambullida y en la salida del agua e invariablemente acompaña ambos momentos con la colocación de ambas partes del bikini en su posición adecuada. Solo hay que observar un grupo de adolescentes, ellos invariablemente llegan al agua corriendo y sin pensárselo se zambullen de cabeza, ellas se acercan despacio, asegurando que en la parte de arriba todo está bajo control y sacando uno de los bordes de la parte de abajo del paralelo cero. ¿habrá que esperar a la generalización de las playas nudistas para que las mujeres vuelvan a hacer la bomba?

Hay quien niega ese valor del tanga, con el planteamiento de que es absurdo luchar contra las bragas metidas por el culo con un tanga que invariablemente se posiciona en el mismo sitio, ya que es imposible que la tirita quede anclada en un cachete, sin embargo esa opinión queda totalmente desmontada con una simple apreciación: no es lo mismo un palmo de tela que una tirita de 2 o 3 milímetros de grosor.

Una vez claro el valor histórico del tanga, quedaba un aspecto de género, y me refiero al género gramatical de la palabra y no al de la prenda, y es que da cierto repelús escuchar "la tanga" y peor aún "la tanguita", he consultado la RAE para comprobar que efectivamente, "el tanga" es masculino. Copioypego las dos acepciones de "tanga" y las tres de tupí, la lengua de la que proviene el vocablo y posiblemente la prenda en sí. Obviamente la RAE no es el Google y la voz asimilable a nuestra querida prenda la define como "prenda de baño" cuando este uso es claramente minoritario respecto al uso como prenda interior. Esperaremos a la nueva edición del Diccionario.

tanga1.

(De tanga, 1.ª pers. de sing. del pres. de subj. de tañer, tocar, porque gana quien lo toca).

1. f. chito (‖ juego que consiste en tirar tejos contra un cilindro de madera).

2. f. Pieza sobre la que se ponen las monedas.


tanga2.

(Voz tupí).

1. m. Prenda de baño que por delante cubre solo la zona genital y por detrás consiste en una cinta estrecha.

tupí.

1. adj. Se dice de los indios que, formando una nación numerosa, dominaban en la costa del Brasil al llegar allí los portugueses. U. m. c. s. pl.

2. adj. Perteneciente o relativo a estos indios.

3. m. Lengua de estos indios, que pertenece a la gran familia guaraní, llamada también tupí guaraní.

Queda abierta la cuestión de cómo se dobla un tanga, no hay documentos específicos al respecto ni en Google ni en YouTube, sin embargo en algunos foros se insiste en la conveniencia de aplicar las técnicas comunes del resto de ropa interior. En mi opinión, es inútil, es imposible doblar un tanga.

20 March, 2008

UPDATE

tonto el ultimo

La situación se empieza a poner chunga. Cara Blanca ha terminado las ventas. Jersey a rayas plega dentro de una semana. Faldita a cuadros acaba estudios el 8 de Abril y empieza a moverse. Las otras dos andamos de entrevista en entrevista tratando de no coincidir faltando al trabajo (ni en la entrevista en si).

El lema de la empresa sin duda es "Tonto el Último". Estoy en varios procesos de seleccíon pero la gente se toma su tiempo. Me han llamado para más trabajos relacionados con el mundo de la moda, decididamente no me interesa ninguno, pero parece que estoy atrapada en ese sector que se llama "belleza".

He conseguido el informe que preparó la empresa de selección para presentarme a mis antiguos jefes en esta empresa. Sin duda el tipo tenía prisa por cerrar un contrato y facturar una colocación. Me tuvo toda una tarde haciendo tests encerrada en una sala de espera pequeña por la que iban pasando otros candidatos, recordé varias veces el Método Gronholm. El informe me lo ha pasado un compañero que plegaba hoy y que no quiere que un documento "confidencial" caíga en manos del Lerdo (que empieza a ser conocido como el Garrapata) y el Malvado.

El informe es de hace 18 meses, algo menos que el embarazo de un elefante y sin embargo, en ese tiempo ha cambiado dos veces el equipo de dirección, hemos cambiado de oficinas, de la frontera entre el China Town y el barrio cool de Barcelona hemos pasado al Paseo de Gracia, la plantilla creció y para encogerse como un acordeón, el lerdo ha sido comercial, area manager y director comercial sucesivamente (el se ve de General Manager de la empresa a nivel mundial, y no lo dice de broma), "se ha solucionado" todo cuatro o cinco veces y yo, o hice los tests bajo otra personalidad, o he cambiado.

Al parecer mis rasgos más característicos son: la sensibilidad (no sensiblonería please), la despreocupación, la independencia, la necesidad de cambio y ¿¿EL CONTROL EMOCIONAL?? . Alguien ha marcado estas cosas en fluorescente.

Algunas de las frases que el informe presenta en negrilla me han sorprendido dada la situación actual:

"-Mantiene buena comunicación con sus superiores"

"-Destaca por intentar hacer del trabajo algo agradable"

La conclusión del tío es que no soy tonta, que voy a mi bola pero de buen rollo, que no soy una trepa pero me gusta mejorar y de que no genero conflictos.

Según mis jefes soy todo lo contrario, tonta no me han llamado (a la cara), pero me han recriminado constantemente no trabajar (????????) y ser un elemento conflictivo.

Espero que el tiempo me permita tener claro si:

-yo he cambiado

-mis jefes son unos capullos y estos 18 meses han sido un paréntesis en mi vida

-el consultor hizo un copy-paste y pegó mi nombre en un informe estándar.

Me ha hecho gracia leer el informe, un poco como una vez que encontré mis notas y mis infomes del cole de pequeña. Entonces todavía no se decía eso de "progresa adecuadamente". A mi me ponían cosas como "habla mucho en clase", y "no cuída la presentación". Esos informes de las señus. eran gratis y a la vista está que no eran un copy-paste.

Felices vacaciones.

16 March, 2008

Dominguerada

Esta mañana me he ido con el País, la perra y una coca-cola a ese rincón semi-rural que sin demasiado esfuerzo me aleja de coches y vecinos. Mientras yo leí al solete acerca de la "rarotecnología", ciencia, método o técnica que por ejemplo, permite averiguar el nivel de stress de la plantilla de una empresa mediante la observación del desgaste de los botones del ascensor (no tengo más información, ni siquiera el Google encuentra nada), la perra se dedicaba a sus asuntos con plena libertad.

Sigue rastros, busca palos, come hierbas, corre o salta sin necesidad, esas cosas  que hacen los perros. Yo la dejo a su rollo, no se escapa y periódicamente viene a comprobar que sigo allí, y es que parece que los genes caninos han incorporado a su instinto el conocimiento innato de que en cualquier momento pueden ser abandonados por su mejor amigo.

Pues hoy ha desaparecido más de lo habitual y me he preocupado. He descartado el motivo más habitual de fuga, una aventura amorosa, puesto que no está en celo, tampoco cabía la posibilidad de que hubiera encontrado algo comestible ya que estos días anda un poco desganada y la única forma de que se coma unas bolitas de pienso es que yo se las tire para ella las coja al vuelo (eso debe ser el equivalente a los avioncitos de los niños, o ese "una cucharadita por papá, una por mamá..."). Así que me he preocupado un poco más y tras llamarla y silbarla durante un cuarto de hora he ido a buscarla.

Un ladrido me ha indicado que me acercaba, pero la muy tonta, al ver que estaba cerca no ha seguido ladrando, así que cada vez que me alejaba ladraba y cuando me acercaba se callaba, eso, en una zona de eco no me facilitaba mucho encontrarla. He creído que me tomaba el pelo y me he alejado más, entonces se ha puesto a ladrar como dios manda.

Pobre animal, como hacía calor ha decidido darse un chapuzón en una balsa, era más profunda de lo que creía, no hacía DSC00839pie y no podía salir. El borde estaba inclinado y mohoso así que la situación no era fácil. Igual llevaba allí media hora y daba penica verla tan asustada. Con razón no ladraba, estaba agotada. No se como, pero con mis 54 Kg he conseguido tirar del collar y de una pata hasta sacar del agua sus cerca de 40 kg. Tiene mérito ya que hay que tener en cuenta que una  parte importante de mi peso es totalmente inútil y no aporta ninguna fuerza sino celulitis, que creo que ya tengo hasta en el cerebro. Lo más fácil es que yo también me hubiera caído a la acequia, cosa que daba cierto repelús, la verdad, y además que si la perra no hace pie, yo tampoco, que si se pone a dos patas medimos más o menos lo mismo (ella por enorme y yo por pequeña, que aún no he dado el estirón definitivo). Así que tambien me las hubiera visto para salir de allí.

Tal como ha tenido las cuatro patas en el suelo se le ha pasado el susto y se ha puesto a correr, supongo que se trataba de tomar contacto con la tierra firme alegremente, pero la balsa está rodeada de pequeños huertos recién sembrados. Faltaba el payés con el trabuco.

Por aquí hace días que no llueve, así que el agua de la balsa llevaría unos cuantos días estancada y el color verde y la espumilla de la superficie me ha dado cosa, así que al llegar a casa, aunque no me gusta meterla en la bañera, no he tenido más remedio que entablar una nueva lucha cuerpo a cuerpo y darle un baño en contra de su voluntad. Después ha tocado  limpiar la bañera a conciencia y recoger del suelo unos cuantos litros de agua. Una tranquila mañana de domingo.

La perra dueme profundamente y yo tengo una tortículis de espanto que me va desde la nuca hasta los tobillos.

15 March, 2008

Josep Pamies

Una de las cualidades que admiro y envidio en la gente es la perseverancia. Admiro a esas personas que luchan por sus creencias sean las que sean, las comparta o no. Esas personas que defienden un proyecto en el que creen, y no solo creen en ello sino que están seguros de que su proyecto, de alguna manera, beneficia a la sociedad.

Eso a menudo me lleva a tener cierta simpatía por, por esos okupas tan bien organizados que montan centros culturales en cines abandonados, por esos voluntarios que están censando a los vagabundos de Barcelona, a las brigadas de mujeres que dan de comer a los gatos callejeros, incluso por algunos visionarios y creadores de negocios piramidales, por esos vecinos sin los que no habría una Comisión de Fiestas...

Cuando encuentro a alguna de estas personas, me pregunto ¿de qué habría sido capaz en otro lugar o en otro momento? No dudo que ese espíritu luchador que les lleva a organizar una campaña contra el envenenamiento de gatos, hubiera sido el mismo de no ser una ama de casa viuda, si hubiera sido por ejemplo, una científica.

Hace un rato he visto una entrevista a una de esas personas que defienden sus creencias a cara descubierta. Un agricultor de Balaguer, Lleida que aboga por una agricultura alternativa. Josep Pàmies reconocía en la entrevista, entre otras cosas, que pese a él mismo, en su juventud, haber animado a su padre a abandonar la agricultura tradicional en favor de la química (pesticidas, insectidas, fungicidas, etc), había comprendido que había que desprenderse de todo eso y volver a una agricultura más natural. Pese a esa especialización por las técnicas tradicionales, parecen muy interesados por la introducción de productos de otras zonas y por la recuperación de plantas abandonadas paras el consumo. Eso demuestra que no hace falta renunciar a la innovacion empreasarial para plantar cara a determinados "avances" científicos o tecnológicos.

De entre sus cultivos parece sentir predilección por la Stevia, un edulcorante natural utilizado en Japón, Brasil, Indonesia...que parece ser indicado para los diabéticos y cuyo uso industrial sin embargo está prohibido en Europa aunque, hipócritamente, se permite el cultivo y la exportación . La confianza del Sr.Pàmies en la planta es tal que la cultiva para regalarla y darla a conocer.

stevia-01

Este señor, además es una activista antitransgénicos y un defensor del slow-food y he visto a través de Google que hay varios colectivos que se muestran solidarios con él ya que se ha tenido que enfrentar algunas acusaciones.

Os pongo el link para que, si estaís interesados, deís un vistazo a su blog. Es en esos proyectos y no no en los cultivos transgénicos por los que habría que apostar y en los que habría que volcar la investigación, y seguramente las subvenciones. Hay artículos en catalán y en castellano, pero creo que todo el que hable castellano puede entender el catalán, y si es necesario traducir algo, pues se traduce.

joseppamiesblog

Igual ha quedado algo parecido a un publirreportaje, pero es que este señor me ha caído muy bien.

Y me encantan los pensamientos en ensalada.

12 March, 2008

A ESTE PASO EL DEMONIO ACABA EN PELOTAS. Y YO, LOCA.

Sin querer estoy trabajando en una historia que no se si será una novela, una obra de teatro, un guión de teleserie o qué. La protagonista, obviamente, soy yo.

confusion_mono

Me inscribo a una oferta en una empresa de selección. Me llaman. No es para la oferta a la que yo me inscribí. Es para otras dos que según el consultor me encajan. Parece que estoy destinada al mundo de la moda.

Una la descarto de saque por el sueldo. La otra parece interesante. Me da pistas de la marca: por tipo de ropa y por situación de oficinas está muy cerca de la mía. Me da alguna pista. Yo no caigo. No estoy muy puesta en el tema moda (que no se entere nadie que no leo el Vogue). Me describe el puesto. Hace preguntas sospechosamente interesadas y detalladas sobre mi actual trabajo, salgo como puedo sin mencionar el tema papel de WC ni psicopatías diversas. Le gusto. Me llamará.

Lo comento con las chicas de la ofi. (las que quedan) (nos pasamos las ofertas y coordinamos escaqueos para entrevistas). Intuímos que marca puede ser.

Por la tarde el mismo consultor cita a una compañera apuntada para otra oferta en la misma consultorá. Ella va a la entrevista al día siguiente. Le confirman la marca. Le hace aún más preguntas acerca de mi marca. Directamente dice "¿que pasa con xxxxx? Pregunta tambien si el jefe sigi¡ue siendo este, como se llama, tal , y dice tal con tono de "ese lerdo?" Le gusta la llamará.

Llama a una tercera de la ofi. que está inscrita en la base de datos desde hace días. Esta le dice que ya no está interesada que ya tiene un nuevo trabajo y empieza dentro de dos días.

Hasta aquí unas cuantas coincidencias, la empresa que tiene la vacante, tiene unas oficinas en el mismo edificio que mi despacho. Hemos hecho bromas acerca de dejar un CV. Hacemos un par de averiguaciones, en este sector la gente es muy poco discreta y muy inocente, así que enseguida encontramos a alguien que nos confirma lo que habíamos oído. No hace falta ni interrogar al portero que es colega y está muy preocupado, cada día nos pregunta si volvemos al día siguiente. Yo ya le he dicho que cualquier día me largo a comprar tabaco.

El jefe de esa empresa está como una chota y es del palo lerdo (aunque en este caso es buen profesional).

Pero es que además, allí trabaja una chica que pasó por mi empresa y la chutaron sin que le diera tiempo a salir en la foto. Tuvo marrones con todo el mundo. El problema es que entraba apadrinada por un jefe, y éste trató de colocarla como jefecilla a la semana, pese a que no sabía hacer la o con un canuto y era emocionalmente inestable (cosa que en mi curro es muuuuuuy malo). A su "padrino" lo echaron en una especie de redada oscura de "asuntos internos". Le pusieron un detective. Estaban liados y ella pasaba información de estranquis. Poco después la echaron a ella tambien (con 3 minutos de preaviso).

Cabía la posibilidad de que la hubieran echado del otro curro tambien,por que es mala de las dos formas, pero no, sutilmente, siempre sutilmente, he averiguado que sigue currando allí. Eso no hace muy apetecible la escena de bienvenida.

Mi compi (de compañera o de competencia, ahora mismo no se) ha decidido que el trabajo no le mola por que ella tuvo muy mal rollo con la otra. A mi no me mola por que paso del tema moda high level mientras no la pueda pagar yo yendo de compras y por que paso de meterme en otro embolao como el que tengo ahora.

El resto de chicas de la oficina cree que una de las dos va de farol y que una de las dos cogemos el curro, por que la marca es muy chula y el curro, aparte de todo lo dicho, igual tambien. Apuestan en nuestra cara por cual es la favorita (tengo que decir que puedo ser yo, básicamente por ser "más madura", y puedo no ser yo básicamente por ser "más madura"). La situación es realmente ¿divertida?

Esta semana le presentan las candidaturas al posible jefe. El señor va a flipar, entre otras cosas por que nos debe conocer de vista de vernos fumar en la puerta.

Hay una parte de mi que me lleva a llamar al tio y decirle, "mira, que no me interesa" y volcarme en las otras ¡¡24!!! ofertas en las que me he apuntado pero hay una parte de mi, que parece vivir exclusivamente del morbo y me empuja a seguir el proceso a ver como acaba el tema.

Y mientras, tratando de no cagar en el convento, que el lerdo hoy ha venido borracho y el maligno se ha encerrado un par de veces en el lavabo de chicas a hablar por teléfono muy bajito antes de desaparecer misteriosamente.

Todo, absolutamente todo lo que digo en este post es verdad.

Y podría ser bastante más largo.

10 March, 2008

GRUÑIDOS EN LA ESTACION

escalera2

Una vez el AVE llegó a Barcelona y se entró en período electoral, las averías de Rodalies RENFE abandonaron los titulares. Podríamos creer que es por que las averías realmente se debían alas obras del AVE y que muerto el pez se acabó la rabia, pero no, la semana pasada todos los días, o bien por la mañana o bien por la tarde, encontré retrasos de más de 20 minutos en los trenes.

A la ida me da igual por que solo llego tarde al trabajo. Tuve una discusión (una más) por que me negaron plegar una hora antes dos días por semana, a cuenta de un par de días de vacaciones para asisitir a un curso de formación directamente aplicable a mi trabajo. No me los dieron. Bien, pues ahora llego un cuarto de hora tarde cada día y no tengo nuevos conocimientos que aplicar en mi trabajo por el bien de la empresa. Así son mis pequeñas venganzas.

DSC04314 DSC04310

A mi los retrasos y los trenes que me preocupa perder son los de la tarde que directamente muerden mi tiempo libre. Por esos trenes si que estoy dispuesta a correr por el vestíbulo de la estación, bajar las escaleras y saltar al tren cuál película del oeste. Por alejarme del despacho, el más bonito del mundo, el que concentra, a la vez, mayor filigrana decorativa y más mierda por metro cuadrado. Contrastes que tiene la vida.

Eso si, yo que soy una persona educada y respetuosa (al menos fuera del horario laboral) nunca empujo a nadie, pido paso por favor y me aparto si corto el paso a alguien.

Hoy tenía prisa por coger el tren. Tenía una entrevista de trabajo, y con RENFE vale más tren parado que cinco anunciados en el luminoso, así que en las escaleras mecánicas, muy educadamente le he pedido paso a un señor mayor parado en el escalón de delante.

-perdón, me deja pasar por favor que tengo que coger ese tren?

y el señor ha cruzado su gran maleta en mitad de mi camino bloqueándome cualquier posibilidad de adelantarle:

-no, no te dejo pasar, yo también bajo.

Al llegar al final de las escaleras mecánicas el señor se ha parado asegurando que ninguno de los que bajamos tras él podíamos correr hasta el tren, éramos unos cuantos. Después se ha dirigido a la vía opuesta a la mía.

He perdido el tren pese a que un chico que ha visto todo por que iba delante del señor ha tratado de mantener las puertas abiertas. El siguiente tren pasaba a los 20 minutos y yo he hecho tarde para la entrevista por que el entrevistador no se podía quedar a esperarme.pitufogruñon

No me preocupa la entrevista, ya avisé de que era muy justo y que igual habría que cambiarla , pero me ha sorprendido muchísimo la actitud de ese señor gruñón. ¿por qué tanto empeño en joder a los que íbamos detrás? ¿que llevaba en la maleta? ¿de dónde venía con tal malhumor? ¿siempre es así? ¿debía haberle dado un empujón?

09 March, 2008

COCINITAS/ABURRIMIENTO/OTRO POST INNECESARIO

Van diciendo por ahí que todo el mundo puede cocinar. Yo tengo mis dudas, pero se me ha despertado el gusanillo y he buscado por ahí algún foro,o página de cocina. He encontrado a unos tipos, Cocinaconlosprimos que tienen una web donde suben sus videos de cocina (y otros temas) no me ha servido de gran ayuda, pero la verdad es que me he reído bastante con la idea de jugar a la ruleta ruta con bolets (setas). Estos tipos tienen una cara que se la pisan, aunque hay uno bastante guapo y con unos ojos interesantes. Hay algunos videos bastantes graciosos.

Aún sin curso de cocina, he ido a mi "despensa" para ver que podía hacer con lo que encontrara por ahí.

DSC05586

La verdad es que hace más tiempo del que recordaba que no cocino como dios manda y en mi despensa no había nada que no estuviera caducado de menos de 50 años así que he tenido que optar por un menú típico de "La Pequeña Cocinera" utilizando únicamente ingredientes a la venta en cualquier gasolinera y un tomate que me quedaba.

DSC01969

Y ahora voy a seguir con las tareas de domingo, que esta semana tengo tres entrevistas de trabajo y ya se sabe que ahí lo que cuenta es ir mona, así que impepinable pasarme lo que queda del domingo planchando, pintándome las uñas... He pensado que igual leer algo relevante de los trabajos a que accedo ´sería útil, pero creo que es más eficaz una cuídada elección de que me pongo y como me peino. Ufff.

Y a ver como va, que lo de mi curro ya es TONTO el último, como muestra la foto de navidad del añopasado, a falta de photoshop, manchurón rojo a los que han echado o se van aunque no tengan trabajo, interrogante verde a tres que buscamos trabajo tratando de no coincidir en las entrevistas, en blanco, dos neutras y en negro y ojos rojos, no hace falta que lo diga ¿verdad? Entonces era igual de gilipollas pero no era aún no era jefe. Falta uno, el Otro, estaba escaqueado ese día tambien.

team

Por dios que cutre ha quedado.

06 March, 2008

GUERRILLA GIRLS

guerrilla girls

"¿Tienen que estar las mujeres desnudas para entrar en el Met (ropolitan) MUSEUM?

Menos del 5% de las artistas en las secciones de Arte Moderno son mujeres, pero el 85€ de los desnudos son femeninos."

GUERRILLA GIRLS vale la pena dar un vistazo.

No soy feminista, pero me joden las injusticias, sean las que sean.

El sábado es el día de la Mujer Trabajadora. La verdad es que me molesta tener un día al margen del 1 de mayo, sin embargo, aún es necesario. Diferencias salariales, acceso imposible a algunos sectores, doble jornada de trabajo...Todo eso existe. Y muchas cosas más, y mucho peores, por eso sigue vigente la necesidad de que un día al año recuerde que a día de hoy hay grandes diferencias entre un hombre y una mujer trabajadora.

Por extensión, este día da la bienvenida a otros temas que merecen la atención y que ponen de manifiesto la difícil situación en la que se encuentran algunas mujeres. El más importante, uno de los más graves de la situación, es el tema de los malos tratos y la indefensión con la que se enfrentan a ellos algunas, muchas, parece que cada vez más mujeres. Hay más, la ablación del clítoris, la trata de blancas, cada día más evidente, el abandono de las niñas en determinadas culturas...

El 8 de marzo no es la inauguración de la pasarela Cibeles, ni la elección de Miss Mundo. Ese día la atención se centra en esas situaciones que no han escogido las mujeres pero que se las encuentran día a día. Si, hay muchas injusticias en el mundo, pero las que afectan a las mujeres afectan al 50% de la humanidad, ¿qué menos que el derecho a manifestarse?

Este año, la convocatoria de las manifestaciones recupera el tema del aborto. Sin entrar en detalles y consideraciones éticas acerca del mismo, hay que respetar la libertad de decisión de cada mujer. La ley en este país es algo ambigua. Durante años ha funcionado un acuerdo tácito entre la Seguridad Social y las Clínicas privadas. Los de riesgo, gratis, el resto de pago. Y ahora se levantan los expedientes, se remueven antiguas heridas, se agitan las vidas actuales, se acusa de un supuesto delito que en su momento no lo fue. Ahora se señala con el dedo lo que se toleró durante años. ¿es eso lo que se llama Doble Moral?¿o simple Hipocresia?¿oportunismo?

Las asociaciones de mujeres, no necesariamente feministas, proponen una autoinculpación masiva, y proponen la tradicional manifestación del 8 de marzo como escenario. Pués bien, al parecer, en algunas comunidades la marcha se ha declarado ilegal por coincidir la fecha con la jornada de reflexión.

No me he documentado. Escribo de oídas. Algo de aquí y algo de allí, pero es que así es la vida. El tema del aborto me es algo escabroso, no me he encontrado en la situación, pero respeto la libertad de tomar decisiones dentro de unos márgenes razonables. No soy amiga de muchas manifestaciones, y cuando vi la fecha pensé que no me gustaría que después, los políticos, oportunistas de por si, utilizaran la mani. como en su día se utilizó la del 11-M. Pero no imaginé que pudiera prohibirse. No creo que nadie cambie su voto por esa manifestación como no creo que se cambiara en el 2.004. A aquella fuí, y a mi no me convocó ningún partido político más que el que decidió participar en la guerra.

Espero que esta prohibición nos haga reflexionar. Y si alguien llega a una conclusión, que me la diga.

05 March, 2008

De repente

pareció que la noche

era tan solo

un disfraz para el día.

no recuerdo de donde cogí la foto,

01 March, 2008

LA MEJOR EXCUSA PARA NO DEJAR DE FUMAR

Además del Love Post Project, uno de mis proyectos olvidados, es aquello de dejar de fumar. Tema espinoso. En realidad no es un asunto olvidado, día si y día no pienso en ello, pero al momento enciendo un cigarro. Siempre ando buscando razones para dejar de fumar y el momento adecuado. No voy a discutir ninguna razón, están más que probadas. Y los momentos, todos son igual de malos.

Tampoco voy a hablar, mucho, de un estanquero con el que coqueteo (como me gusta esa palabra) algunos miércoles que paso por delante de su estanco y, por casualidad, siempre he olvidado el tabaco en la oficina.

Voy a hablar de mi primer Beso. Sin duda el más dulce, el que mejor recuerdo (pese a que casi ya no recuerdo el último). El que más emociones contenía. Y me supo a tabaco.

Yo era ya bastante tontita aunque me quedaba aún mucho por aprender. A lo había conocido en una fiesta de instituto. Yo había acabado de cumplir 15 años. El era amigo de un chico de mi clase. Ellos eran tres, inseparables. Chulitos, guapos, con ese punto gamberro que nos volvía (vuelve) locas a todas. Tres joyitas. El bueno, el feo y el malo (pero guapísimo). El mío, supuestamente era el bueno, algo más tímido, que no es mucho decir, con más cara de niño y ni asomo de barba.

Me puse a temblar en el momento en que nos presentaron. Y a él debió pasarle algo igual. Nos quedamos embobados tartamudeando frases incoherentes. Nos sentamos en unas sillas de madera y nos pusimos a hablar de tonterías intercalando risitas nerviosas. Al rato nos cogimos de la mano y de vez en cuando nos atrevíamos a mirarnos a los ojos y nos reíamos por que no sabíamos que hacer. Aquella fue la primera vez que me enamoré y durante unos cuantos días estuve flotando con una sonrisa boba y llamando a mis amigas cada media hora. "¿crees que le gusto? ¿Qué hago? ¿crees que iría en serio?"

El lunes cuando llegue al insti., me dijeron que se había enamorado de mi. Yo traté de hacerme la dura, pero todavía no sabía como hacerlo, y a los pocos días en todas las puertas de los lavabos, en todas las mesas de mi clase, en mi carpeta, en la suela de mis Nike… aparecieron unas siglas extrañas, en clave sospechosa. Pasaron los meses, de vez en cuando coincidíamos, cruzábamos miradas furtivas con cara de pena pero no nos acercábamos el uno al otro. Nuestro amigo común trataba de facilitarnos las cosas a base de mensajitos y bromitas pero eso solo nos volvía más vergonzosos.

Al final, un día quedamos. Al rebufo der grupo. El malo de ellos y la mala de nosotras “salían” juntos, y claro, los amigos acompañábamos. No teníamos móviles asíq ue había que quedar en un lugar exacto a la hora exacta con una semana de antelación. Aquello sumaba incertidumbre y estabas toda la semana pregubntandote si aparecería o no.

Apareció/eron.

Fuímos todos a un parque y nos sentamos como hacen (o hacíamos) los grupos de quinceañeros y los jubilados. Después de las tonterias y las indirectas de rigor me pidió que le acompañara a no se donde, yo, por supuesto fuí y, conmigo vinieron un millón de gusanillos instalados en mi barriga. De repente se paró, me cogió las manos y me besó. áquel fue mi primer beso. Yo estaba asustada, pero tremendamente feliz. Flotaba. Fue un beso bonito, largo e inexperto. El fumaba, yo no, y su beso sabía a tabaco.

Me pidió “para salir”. Pasé toda la semana pensando que tenía que hacer cuando lo viera. Pregunté a todas mis amigas: ¿qué hago cuándo lo vea?, ¿le doy dos besos, un besito, un beso de película? Hubo un debate sin acuerdo al respecto. Al final cuando nos vimos, no nos dijimos nada y no volvimos a hablar en mucho tiempo. Me dijeron que aquel día se emborrachó. Yo lloré.

Ahí quedó todo. Nunca fuimos capaces de llamarnos por teléfono y solucionar aquel estropicio. Me lo he encontrado un par de veces a lo largo de los años, siempre en los momentos más inseperados. Cuando lo veo no puedo evitar ruborizarme y ponerme a temblar. Creo que a él le pasa algo parecido. Como si volviéramos a tener 15 años.

15 años después, mi prima salió con el guapo del grupo y así, 15 años después me enteré de que una noche, mi primer gran amor, se había “tatuado” en un brazo una “E” con un cristal roto. al oírlo sentí una mezcla de ternura y de rabía. No sabía si reir o llorar, así que encendí un cigarrillo, como hubiera hecho cualquier fumador, solo que a mi, me supo a beso.

27 February, 2008

902

 

telemarketing-services

Una vez resignada a que mi vecino Jazztel se ha mudado, y que sus sustitutos prefieren tocar el piano y cantar ópera (nivelazo) al messenger, me decidí a responder a la primera llamada del teléfono fijo que sonara, ya que ese teléfono solo recibe llamadas de telemarketing, gracias a las bases de datos que vende y revende telefónica, no suelo responder nunca.  Como no podía ser de otra manera, la primera llamada fue de un proveedor de ADSL. Orange. Pués Orange, mientras sea más barato que Timofónica  que más da quien me estafe. 

Después de 2 meses, infinitas llamadas eternas y varias reclamaciones, el otro día  recibi el router con el correspondiente CD y las claves de acceso. Como es lógico con estas compañías, algo falló así que tuve que hacer la inevitable llamada al Servicio Técnico.

Tras superar el encadenamiento de mensajes grabados pulse uno, pulse tres, todos nuestros agentes están ocupados...(5 min) logré hablar con varias personas totalmente robóticas e inoperativas, la primera completó una ficha absurda con datos que yo ya había dictado y confirmado a la maquinita y después de un par de fingidas pruebas (10 min), ante la gravedad del error en mi conexión, me dijo que no me podía ayudar, que me transfería a un técnico de nivel 2 pero que estaban todos ocupados, que volviera a llamar.... Repetí todo el proceso y al final hablé con otra chica que tuvo que completar la ficha que la compañera había dejado incompleta (!!!!!)(10 m in más).  Por fin me pasaron a un técnico del Nivel 2. El técnico del nivel 2 hacía pausas de segundos entre palabra y palabra y se limitaba a preguntarme por los drivers, por mi tarjeta, por mi sistema operativo y bla bla bla, (desde el principio de la llamada estaba claro y comprobado que el error estaba en la clave y/o en el router y no en la linea) . Yo mientras,  de fondo oía a 2 compañeros suyos. Uno se había incorporado el mismo día y el otro lo estaba formando:

"-se trata de dejar a la persona varios minutos al teléfono varias veces para que vaya minutando, pero claro tampoco hay que pasarse por que se puede mosquear y entonces mete queja. El otro día un colega dejó 20 minutos en espera a uno y se fue a fumar un cigarro.  Eso no es. Le pones la musiquita unos minutos, vuelves, le preguntas cualquier chorrada y venga musiquita y así vas haciendo, al final lo tienes 20 minutos igual , pero distraído y menos puteado."

Entonces yo le recordé a Fulanito, (de muy buenos modos) , que ya llevaba 45  putos minutos al puto teléfono, que le dijera a su compañero que hablara un poco más flojito y que hiciera el puto favor de decirme cuál era el puto paso que me faltaba. Fulanito hizo ver que no me oía, pero en 15 segundos pude conectarme a la red.

Colgó sin despedirse. Qué raro.