15 January, 2009

VUELVO...A HABLAR DE TRABAJO, SI, ...PERO...

El año pasado pasé un montón de meses buscando trabajo, no voy a entrar en detalles ya que para eso solo hace falta buscar "el gran lerdo" en google y aparece mi blog (hay que poner comillas, eso si) con un seguimiento practicamente diario de mi (peculiar) ya penúltima experiencia laboral, y ahora que vuelvo, voy y vuelvo con otra entrada de trabajo. Y no será que no tengo entradas pendientes, entre ellas una que le debo a mi amigo Antiheroe , pero es que...no me puedo aguantar, ¡el trabajo de mi vida existe! He nacido para este trabajo, lo he sabido siempre, ahí están esas entradas desesperadas repletas de ansiedad turquesa como mono o volver o con finales lejanos como AMEN o innumerables menciones dispersas por entradas que hablan de cualquier cosa
No, no, el trabajo de mi vida no es una cosa glamurosa como ser top model bajita o mujer de futbolista buenorro y forrado de pasta, ni astronauta, ni marquesa, ni escritora de éxito que va a fiestas, ni ninguna de esas cosas. Es un trabajo mucho más simple y menos cool. Se trata de ser guardiana de finca. O portera.
Tiene algunos inconvenientes, me queda algo lejos de casa y es un contrato de 6 meses, de hecho no hace tanto descartaba ofertas por temporales o por lejanas en Infojobs. Pero es que, ahora, tengo una intuición. Y es que hace unos días, en plena ola de frío, me compré un pareo (superrebajado claro). Mis amigas me miraron raro: "a ver, ¿qué haces comprándote un pareo en unas rebajas de enero, precisamente este año que bate records de frío?. Mira por dónde yo, que soy calurosa de mena, que decimos aquí, no había caído en eso y sin sentirme en ningún momento compradora compulsiva respondí: "-Nenas, en cualquier momento surge una escapada a una isla semidesierta y hay que tenerlo todo a punto. Y además, ¡es moooníiiiisimo!, ¿no?". Me miraron como si estuviera loca, (bueno, me hicieron caso apenas unas décimas de segundo) y siguieron comprobando el grosor de los pijamas de felpa.
Pues bién, aqui estoy, me he untado de autobronceador, he estendido una toalla en el suelo, frente a una pared que pinté de color turquesa una tarde que tuve un ataque de "quiero largarme a una isla", me he puesto el bikini y el pareo de la suerte y he cogido la cámara de video para hacer un video-currículum explicando las razones por las que quiero un trabajo que consiste en:
Desplazarte a una pequeña isla
Escribir un blog recreandote en las maravillas que la misma te depara
Alimentar a los pececitos de colores para asegurar que no se vayan lejos
Limpiar la piscina
eSaDeLbLoG ya sabe lo que quiere ser de mayor
No se que más decir... ¡Si es que solo tendría que pasar a llamar el blog Sincausaenlaisla y podría segur hablando de trabajo todo lo que quiera!.

No me digais que la intuición y el pareo no era buena. Nada más que decir. ¿os imaginais? Os vuelvo a poner el link , por si os apetece...

http://www.islandreefjob.com/