31 May, 2009

Por primera vez se reconoció en un espejo y se descubrió una caries. En ese momento comprendió que el fin se acercaba. CONTINUARÁ.

4 comments:

Pedro Chincoa said...

Trágico descubrimiento...No se puede luchar contra la vida íntima del cielo bucal...
Te daba por desaparecida... que todo marche bien... un beso.

El futuro bloguero said...

Comenzaba una vida nueva aquel día. Descubrió la factura del dentista y el terrible sonido de torno... rrrrrrrrrrrrrrrrrrr rrrrrrrrrrrrrrrr ggggggggggggggrrrrrrrrrrrrr iiiiiiiiiiiiii iiiiiiiiiiii

Me alegro de la vuelta...

eSadElBlOg said...

pedro, todo va más o menos bien y sigo por aquí, precisamente ayer vi vuestro video de dr.chinarro.

fut-blo ja el problema no es el dentista!

Le Mosquito said...

¡Ay qué miedo!

A ver qué pasa en la próxima entrega.